Análisis Dafo de la idea de negocio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Conviene invertir tiempo en la idea de negocio con el objetivo de profundizar en ella como esencia de un proyecto. Una de las herramientas más utilizadas en el análisis de la idea de negocio es el método Dafo puesto que te permite tomar conciencia de las fortalezas de tu proyecto frente a las adversidades. Solo es necesario utilizar papel y lápiz para poder hacer este ejercicio de coaching profundizando en la idea de negocio para tener una visión más realista y general de lo que implica sacar adelante ese proyecto.

Analizar las debilidades

Es muy importante que profundices en tu idea de negocio para no poner el punto de atención en el lado positivo de ese proyecto que te entusiasma. Enumera las debilidades ya que esta identificación es muy importante para poder buscar el modo de afrontar esas debilidades frente a la competencia. Concreta esta debilidad, por ejemplo, falta de presupuesto para llevar a cabo el proyecto o una carencia técnica.

Identificar las amenazas

Las amenazas de una idea de negocio muestran esas barreras potenciales que pueden ser un freno ante la consecución de logros definidos por la empresa. Al identificar las amenazas, cualquier emprendedor no solo analiza la idea de negocio en sí misma sino también, en relación con la competencia directa en el sector.

Enumerar las oportunidades

Una idea de negocio debe de ser un reto para potenciar al máximo las oportunidades de este proyecto. Oportunidades que te ayudan en la consecución de los logros empresariales.

Fortalezas de la idea de negocio

Las fortalezas de un proyecto son un punto de apoyo muy importante para emprender un proyecto poniendo el punto de atención en aquellos recursos que pueden ser una herramienta valiosa para solventar las debilidades. ¿Por qué es tan importante aplicar esta técnica para profundizar en la idea de negocio? Para poder prevenir posibles fallos de futuro que pueden tener graves consecuencias si se ignoran en un principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *