Cinco errores que no debes cometer en tu perfil de Linkedin

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Linkedin es una herramienta muy positiva para que cualquier emprendedor pueda estar en contacto con otros compañeros de profesión o para hacer nuevos contactos de trabajo. Tomando en cuenta el objetivo de hacer un buen branding personal, conviene minimizar los errores para transmitir una imagen profesional. ¿Cuáles son los errores que no debes cometer para crear una red de contactos en Linkedin?

Tener una imagen poco profesional

Una foto es tu primera presentación ante personas que no te conocen de nada. De ahí que tener una imagen poco profesional es infravalorar un detalle que en realidad es fundamental puesto que una imagen vale más que mil palabras. Tener una mala foto en Linkedin es un error tan grave como el de no poner ninguna imagen. Por tanto, cuida no sólo la luz de la foto, sino también, el enfoque e incluso el fondo de la imagen. Puedes acudir a un fotógrafo profesional para que te hagas varias fotos y así poder elegir la mejor. También debe de haber una descripción en el título de perfil.

Confunidir Linkedin y Facebook

No confundas la finalidad de Linkedin con la finalidad de Facebook aunque también puedes dar un uso profesional a esta segunda red social. Pero muchas personas optan por dar un uso personal a Facebook mientras que apuestan por maximizar el uso profesional de Linkedin. Es decir, es la plataforma ideal para mostrar quién eres como profesional a modo individual.

Dejar el resumen en blanco

Existen personas que crean un perfil en Linkedin pero dejan el resumen en blanco. Una actitud que produce falta de interés o de pereza. Existen personas que pueden sentir que son juzgadas por aquello que dicen de sí mismas. Sin embargo, es importante que muestres seguridad en ti mismo y redactes el perfil de una forma asertiva. Puedes redactar este resumen como si estuvieras describiendo a otra persona. Puede que te sientas más cómodo de esta forma al tomar cierta distancia para encontrar las palabras adecuadas. El resumen es muy importante porque te ayuda a posicionarte mejor en las búsquedas.

No actualizar

Antes de crear una cuenta de Linkedin debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Para qué la quiero crear? ¿Cuál es el objetivo? Así evitarás cometer fallos como el de crear la cuenta para no actualizarla. Tener una cuenta que no ofrece dinamismo, es decir, que no está viva con contenidos de interés, muestra una imagen de caducidad profesional que puede volverse en contra. Puede ser más perjudicial a nivel profesional estar en Linkedin pero como si no estuvieras que no estasrlo.

A nivel personal, cualquier emprendedor debe de tener la inquietud de evolucionar y crecer en el ámbito profesional. El simple hecho de no actualizar el contenido en Linkedin muestra cierto estancamiento o falta de ideas.

No tomar la iniciativa para hacer contactos

Quedar a la espera de recibir solicitud de contacto también es un error posible que algunos emprendedores cometen en Linkedin. Sin embargo, es muy importante romper esta tendencia con actitud, motivación y ganar de establecer lazos profesionales con los demás. Interactuar con otros profesionales es un estímulo para compartir el saber y para aprender de los demás. Pero además, la sensación de soledad que puede tener el freelance en ciertos momentos también es alta, por ello, establecer redes de contactos también aporta sensación de pertenencia, reconocimiento y autoestima. Anímate a pertenecer a grupos de interés.

Cualquier emprendedor debería de pensar que es afortunado por tener a su alcance herramientas que eran impensables para los emprendedores de hace unos años. Para finalizar, tampoco cometas el error de no crear tu enlace Url único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *