Cinco excusas habituales para no innovar en la empresa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La innovación es una de las claves del éxito a nivel empresarial puesto que vivimos en un entorno cambiante que avanza constantemente. Existen excusas que se dan a sí mismos los propios emprendedores y que boicotean su capacidad de éxito a través de creencias irracionales o miedo a salir de la zona de confort. ¿Cuáles son esas excusas que no tienes que ponerte a ti mismo?

Apego a la rutina

Existen negocios que viven pegados a su rutina cotidiana, a aquello que sí funciona como si siempre fuese a ser así. Cuando tu negocio marcha bien es cuando más opciones tienes de innovar sin sentir la presión de que la vida de tu negocio depende de esos cambios. Sigue apostando fuerte por todo aquello que marcha bien en tu empresa, pero introduce pequeños cambios para experimentar y tocar otras puertas. El apego a la rutina es sinónimo de estar anclado en la zona de confort.

Ya vendrán tiempos mejores

Esta es la excusa que suelen dar aquellos emprendedores que tienden a posponer sus decisiones de forma indefinida para el futuro. Si quieres hacer realidad tus objetivos, entonces, tienes que poner una fecha concreta a tus metas. No pongas el éxito en una sala de espera creyendo que en algún momento todas las piezas de tu vida encajarán como un puzzle. Eres tú quien juega la mejor partida en función de las cartas que te han tocado.

Exceso de responsabilidades

Es verdad que cualquier emprendedor tiene un exceso de responsabilidades que limita su capacidad de tiempo y de energía para innovar. El emprendedor también puede alimentarse de la creatividad del equipo de trabajo, dando a los empleados la posibilidad de aportar sus propias ideas. Además, en muchos casos, el exceso de responsabilidades va acompañado de una mala gestión del tiempo, algo que puede solucionarse con un curso sobre este tema.

Ya está todo inventado

También existen emprendedores que consideran que ya está todo inventado y que no hay nada nuevo. O incluso, quienes creen que para innovar es necesario gastar mucho dinero. Todo depende del ámbito en el que quieras hacerlo y de la forma en la que lo hagas porque siempre puedes adaptar tu idea a tu presupuesto.

No merece la pena

Existen emprendedores que consideran que no merece la pena hacer el esfuerzo de innovar. En muchos casos, son emprendedores que han llegado a esta conclusión como consecuencia de las decepciones que han vivido en su negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *