Cinco herramientas básicas para emprender

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen herramientas esenciales para cualquier persona que da sus primeros pasos en el ámbito emprendedor. En este artículo, hacemos un inventario de dichas opciones para potenciar las posibilidades de éxito con tu negocio.

Diferentes formas de contacto

La comunicación es un tema muy personal porque cada ser humano tiene unas preferencias de contacto distintas. Existen personas que se sienten cómodas hablando por teléfono mientras que otras prefieren el uso del correo electrónico. También puedes incluir un apartado de contacto a través de tu página web. Cuantas más opciones de comunicación, hay más posibilidades de que contacten contigo.

Un ordenador

Hoy en día, un ordenador se ha convertido en una herramienta de trabajo indispensable. Evidentemente, la conexión a internet también es esencial. A través de tu ordenador, puedes transportar la información necesaria allí donde necesites. Por ejemplo, en el caso de dar una conferencia.


Un local

La elección de un local es indispensable para montar un negocio. En este sentido, cada vez son más las personas que apuestan por alquilar un local frente a la opción de compra. También destaca el incremento en la demanda de los espacios coworking que te permiten utilizar los servicios de una sala durante el alquiler de varias horas. Este tipo de espacios coworking son especialmente útiles para aquellos profesionales que trabajan desde casa o también, para quienes solo necesitan un local durante algunas horas al día.

Una red de contactos

No es indispensable tener una red de contactos amplia pero sí es de gran ayuda poder consultar ciertas dudas con personas de referencia. Más allá del valor de las nuevas tecnologías es recomendable no infravalorar la importancia de una tarjeta de visita en la que añadir además, información sobre un blog personal o una página web. También es positivo tener un perfil profesional en Linkedin.

Recursos económicos

Siempre es necesario contar con recursos económicos para montar un negocio. Aunque se trate de un presupuesto bajo, el nivel de gastos es más que evidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *