Cómo alimentar la autoestima de los trabajadores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es sorprendente que muchas empresas se esfuercen tanto en los procesos de selección por buscar trabajadores motivados y cualificados cuando luego son ellas mismas las que no refuerzan a los trabajadores en todo su potencial. Tanto es así que muchos empleados terminan quemados por sentir que son indiferentes para el jefe.

Refuerzo positivo

El trabajo está vinculado de una forma directa con el aprendizaje constante al igual que el colegio y la universidad. Todo profesor brillante es aquel que refuerza a sus alumnos, les anima a seguir adelante, les felicita por sus logros y les corrige en sus fallos.

De una forma más autónoma y madura, el jefe también debería ser capaz de alimentar la autoestima de sus trabajadores gracias a la comunicación asertiva.

A nivel interior, los jefes se ponen excusas para no hacerlo como la falta de tiempo, tener otras prioridades más urgentes, o incluso, la propia vanidad de no ensalzar demasiado a un empleado que pueda llegar a creérselo en exceso.

Oportunidades de aprendizaje

Es importante dar a los trabajadores oportunidades de aprendizaje para que puedan seguir evolucionando dentro de una empresa. El aprendizaje refuerza la motivación porque obliga al empleado a salir de su área de confort.

La comunicación positiva

La autoestima de muchos trabajadores se resiente cuando trabajan en un ambiente tóxico en el que se eleva el tono de voz más de lo aconsejable. En cambio, se alimenta su autoestima con buenos modales y respeto. Del mismo modo, se alimenta la autoestima de un trabajador con detalles tan pequeños como mostrar gestos de interés personal por el mismo. Por ejemplo, a un trabajador que acaba de ser padre existen pocos detalles que le hagan tan feliz como que le pregunten por su bebé.

Incentivar la formación

Es muy importante incentivar la formación constante en el seno de una empresa para poder ofrecer a los trabajadores la oportunidad de reciclarse a nivel profesional y de estar en un ambiente estimulante a nivel intelectual.

Contar con el apoyo de un coach

Existen empresas que contratan a un coach para solucionar problemas en un equipo de trabajo. Pero también existen empresas que cuentan con un coach en plantilla que facilita el hecho de que cada trabajador pueda hacer su propio proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *