Cómo aplicar el mentoring en la empresa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El departamento de recursos humanos de una empresa puede utilizar distintas herramientas para potenciar el rendimiento en los trabajadores y fomentar su motivación. Una de las técnicas más eficaces es el mentoring. El mentoring muestra la relación de tutelaje que existe entre el tutor y el aprendiz. El mentor es una persona que por edad es más sabia, tiene más experiencia y puede guiar con sus consejos a la persona que está en proceso de aprender. A diferencia del coaching, una herramienta muy utilizada en las empresas, el mentor es aquel que tiene que tener experiencia en el campo que quiere enseñar mientras que el coach no tiene por qué. ¿Cuáles son las ventajas del mentoring en la empresa?

Funciones del mentoring

El mentoring es una herramienta de enseñanza práctica para transmitir los conocimientos de la empresa a otra persona. Aumenta el compromiso de los trabajadores con la empresa gracias a la satisfacción mutua que reporta el vínculo personal y profesional entre el mentor que se siente útil al poder guiar a otra persona y el tutelado que siente admiración por su mentor. El mentoring puede ser una buena herramienta para formar a un trabajador para un puesto alto de directivo. El tutelado es una persona con un talento concreto que la organización quiere desarrollar. Con tal fin, el mentor y el tutelado se comprometen mutuamente a compartir un proceso común para la consecución de un objetivo concreto.

Ventajas del proceso de mentoring

El tutelado siente que tiene un apoyo importante en la empresa al poder contar con un guía que le ayuda a resolver sus dudas. Para que el proceso sea eficaz, el tutor tiene que estar abierto a las críticas y a interiorizar los consejos del mentor respetando la jerarquía de una relación cuya diferencia radica en el saber práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *