Cómo convencer al hablar en público

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hablar en público es uno de los retos que más miedo produce a muchos emprendedores que se sienten vulnerables al verse expuestos ante la opinión ajena. Cuando una persona tiene un excesivo miedo a hablar en público, se bloquea porque siente que todos sus errores van a quedar al descubierto en un instante. El miedo distorsiona la realidad y nos lleva a quedarnos con una visión muy reduccionista de los hechos. ¿Cómo hablar en público y persuadir al auditorio?

Tienes que creer en lo que estás diciendo

Si tú no crees de verdad en lo que estás diciendo, entonces, es difícil que puedas convencer a los demás con unas palabras que no transmiten convicción y entusiasmo. La verdad se nota de una forma palpable cuando una persona habla en público porque es muy difícil fingir ciertas actitudes y ciertas emociones. Cuando tú crees de verdad en aquello que estás contando, entonces, también ganas seguridad y confianza en ti mismo porque tu certeza te da fuerza. Además, la fuerza que emana de la sinceridad es enorme.

El público es muy importante

Existen personas que al hablar en público se centran demasiado en sí mismas y se olvidan de lo más importante: el auditorio. Hacer partícipe al público a través de preguntas, anécdotas e incluso, algún guiño de humor es la mejor fórmula para crear un ambiente que propicie el feedback a nivel emocional.

Para hacer partícipe al público de tu discurso también tienes que mirar a sus ojos. En caso de que haya muchas personas, mira al fondo de la sala de conferencias moviendo tu mirada de izquierda a derecha con cierta frecuencia.

Controla el tiempo

La mente tiende a desconectar ante un discurso muy prolongado, por tanto, es importante ser breve en el tiempo de exposición, economizar las palabras recordando que con frecuencia, menos es más. Para tomar conciencia de lo que significa tener una buena noción del tiempo evita cometer los fallos que a ti te han molestado como público cuando has acudido a alguna charla o conferencia. Por ejemplo, la puntualidad es fundamental y cumplir con los tiempos marcados también lo es. No te olvides de llevar reloj para poder consultarlo. Controlar el tiempo con el objetivo de dejar un espacio para una ronda de preguntas por parte del público es un gesto de respeto.

Lenguaje corporal

Para tener un perfecto dominio del lenguaje corporal, utiliza un look que sea acorde a la imagen que quieres transmitir. Además, elegir la ropa adecuada para una exposición en público también te ayuda a ganar seguridad y fortaleza en ti mismo.

El lenguaje corporal también se aprende a través de la observación. Por ejemplo, puedes ver películas sin sonido para darte cuenta de cómo transmite el poder de una imagen.

Cómo relajarte al hablar en público

Los nervios suelen ser la principal barrera de muchos emprendedores que afrontan el reto de hablar en público. En ese caso, un truco sencillo para tranquilizarte es hablar despacio lo que también te ayuda a pronunciar y vocalizar muy bien. De una forma automática empiezas a tranquilizarte cuando lo haces porque además, los nervios también se notan menos de esta forma porque te das tiempo a ti mismo para pensar antes de hablar. Ten un control de tu respiración para sentirte mejor.

Puedes realizar ensayos en tu casa y grabar tu voz para poder escucharte a ti mismo después. Esto te ayudará a corregir posibles errores. Se aprende a hablar a partir de la experiencia por lo que cualquier persona que quiere mejorar su oratoria tiene que preparar a conciencia una exposición oral. También puedes realizar cursos de retórica para tener un mejor control de la palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *