Cómo crear una academia de idiomas
Los idiomas son muy demandados hoy día en tanto que son un dato importante en el currículum. Por ello, muchos profesores y emprendedores convierten en un negocio la idea de crear una academia de idiomas.

El primer paso a tener en cuenta es que cada territorio tiene su propia legislación a la hora de crear un negocio de estas características. Por ello, debes informarte previamente para poder seguir los trámites oportunos. El segundo paso antes de crear una academia es determinar el tipo de público al que quieres dirigirte para darle una orientación u otra: puedes crear una academia para dar clases de inglés a niños, o por el contrario, a alumnos de universidad. También puedes centrarte en impartir clases de inglés de negocios.

Como profesional, te ayudará a ganar prestigio el hecho de escribir artículos en revistas o hacer colaboraciones con otros centros académicos. También puedes impartir conferencias. Busca a los mejores profesionales para dar clases particulares en tu centro. En este sentido, los profesionales pueden ser autónomos y ofrecer sus servicios por horas.

Puedes organizar una jornada de puertas abiertas en tu centro académico para invitar a los medios de comunicación locales a que conozcan mejor el proyecto y puedan darle difusión. También es una buena ocasión para que los potenciales alumnos se acerquen a resolver todas sus dudas y a solicitar información.

Intenta estar en contacto con otros centros de estudio de tu ciudad y de tu provincia puesto que la colaboración siempre puede traerte nuevas oportunidades de empleo. Además, crea una página web en la que realices una presentación de los profesores y también, que describas cuál es la filosofía de la empresa. Por ejemplo, atención personalizada, valores humanos y grupos reducidos para impartir las clases.

Realiza un plan de negocios muy detallado sobre tu proyecto: describiendo todos los detalles para darle un mayor realismo. Cuanto más claro es el plan de negocios, más opciones tienes, también, de conseguir financiación.

Es posible crear una academia de idiomas en un piso. En ese caso, lo ideal es que todo el piso esté íntegramente dedicado a la impartición de clases. Así es posible crear diferente aulas en el mismo. Por supuesto, conviene precisar que el método pedagógico hoy día no solo puede ser presencial sino que también, se pueden impartir clases de inglés a través de la plataforma e-learning. En este sentido, comienza a cobrar fuerza la formación mixta en la que se imparten unas horas bajo el método presencial y otras, en las que el alumno tiene que trabajar a distancia.

El mejor modo de poder atraer posibles clientes es que la empresa siempre se adapte a las necesidades del alumno, por ejemplo, que ofrezca disponibilidad de horarios. Del mismo modo, algunas empresa ofrecen la posibilidad de que sea el profesor quien se desplace hasta el domicilio del alumno. El precio de las clases debe fijarse por hora, sin embargo, en caso de que el alumno asista a clase cada día, es posible ponerle un precio un poco más especial.

Para dar a conocer el proyecto, es posible crear folletos y dejarlos en la recepción de diferentes centros de estudio. También es posible repartir dichos folletos a través del buzoneo tradicional. También puedes poner anuncios en prensa y diseñar una página web atractiva. Por supuesto, el negocio también debe constar en las guías de proyectos profesionales. Sin embargo, la mejor promoción es la que se produce por recomendación de los propios alumnos.

Dentro de los gastos del propio negocio, ocupa un aspecto importante el hecho de acondicionar las aulas de la forma adecuada con el mobiliario pertinente.