Cómo definir el perfil del candidato ideal para la atención al cliente

Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los profesionales que trabajan en la atención al cliente tienen una buena disposición de servicio hacia los demás, disfrutan aportando felicidad al cliente en el cumplimiento de su labor profesional. La atención al cliente requiere buena disposición, actitud y también, inmediatez. Cualidades que es importante buscar en profesionales con un perfil especialmente ideal para el puesto. ¿Cómo seleccionar personal eficaz para mejorar la atención al cliente?

Valora la experiencia previa

Es muy importante que valores la experiencia previa de un candidato para poder conocer mejor su trayectoria. En ese caso, puedes pedir referencias para poder conocer mejor su nivel de competencia práctica al haber trabajado en puestos de atención al cliente. Una señal de que es un profesional cualificado es que ha estado en puestos de duración larga y que tiene una trayectoria orientada a este ámbito, mostrando una coherencia.

Busca actitud

La actitud positiva es uno de los valores fundamentales que deben definir a los profesionales que trabajan en el servicio de atención al cliente. Para valorar la buena actitud de un candidato sé observador en la entrevista de trabajo para comprobar qué impresión transmite a través de su presencia, qué energía transmite su tono de voz y su ritmo al hablar. La comunicación es básica en un profesional que trabaja dentro de la atención al cliente. Pero conviene recordar que la comunicación no puede limitarse a la palabra.

La buena actitud y la capacidad de comunicación no sólo debe de ser clara en el trato presencial sino también, en el trato teléfonico. Por lo que dentro de las pruebas del proceso de selección también es práctico concretar una entrevista por teléfono.

Escucha asertiva

Un profesional que trabaja en la atención al cliente tiene que dar prioridad a la escucha por encima de la palabra. Para comprobar esta capacidad de escucha, comprueba en la entrevista de trabajo si el candidato mantiene un contacto visual durante la charla, si espera hasta que termines para responder a tus preguntas o por el contrario, surgen interrupciones.

Del mismo modo, puedes plantear situaciones hipotéticas para que el candidato plantee posibles soluciones. Este ejercicio te ayudará a conocer mejor su capacidad proactiva y su posición.

Formar a los empleados

El trato directo al público es muy exigente por lo que en caso de no motivar de forma positiva a los empleados es posible que profesionales excelentes terminen quemados y desgastados. Una fórmula perfecta para reforzar la motivación en los empleados es ofrecer una formación constante orientada a una buena atención al público. La formación aporta nuevas ideas a los trabajadores, una actualización en sus competencias y en su currículum, ilusiones renovadas… Por tanto, la inversión en formación es básica. Debe haber profesionales formados para responder de forma positiva a través de los distintos canales de atención al cliente.

Ofrecer algunos servicios gratis

Existen servicios que no requieren mucho trabajo y que al no cobrar un dinero por ellos de una forma puntual, se puede establecer una relación de confianza con un cliente potencial. Por ejemplo, cuando un cliente acude con unas gafas cuyas patillas se han estropeado, si es atendido con amabilidad en la óptica de forma gratuita, lo más probable es que ese cliente vuelva a comprar allí en otro momento. Ser servicial ante el cliente es importante. Otro gesto que se valora es el recomendar a la competencia en el caso de no poder ofrecer lo que necesita el cliente.

Puedes hacer propia la filosofía de dar a los clientes más de lo que esperan. Sorprender gratamente a un cliente es una buena fórmula para generar una fidelidad. Por ejemplo, también es posible ofrecer cupones descuento en ciertas compras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *