Cómo definir tus objetivos profesionales a corto plazo

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El inicio de un nuevo año suele ser un momento en el que muchas personas se marcan nuevas metas a lograr, sin embargo, la clave de la evolución profesional es ser proactivo durante la mayor parte del tiempo. ¿Cómo definir tus objetivos profesionales a corto plazo?

Qué quieres conseguir

Lo más importante, al definir una meta, es que sea objetiva, medible, temporal y concreta. Cuanto más acotas cuál es tu deseo, más fácil es elaborar un plan de acción realista para alcanzar esa meta. A partir de un objetivo abstracto, el plan de acción se torna también ambiguo.

Para planificar metas a corto plazo puedes tomar como periodo de tiempo temporal, los próximos tres meses: ¿Qué retos quieres alcanzar durante el próximo trimestre? A modo de coaching, para evitar la dispersión en la atención, es recomendable limitar el número de deseos a un máximo de tres.

Utiliza una agenda

Si no tienes el hábito de escribir en una agenda tus actividades diarias, puede ser un buen momento para comenzar a hacerlo. Se trata de un buen recurso de gestión del tiempo para visualizar de un modo más objetivo tus actividades cotidianas. Existen metas a corto plazo que pueden estar en conexión con otros retos a largo plazo. Por el contrario, también existen metas que son independientes de aquello que quieras lograr en el futuro.

Desde el punto de vista de la inteligencia emocional y de la gestión del tiempo, es positivo definir objetivos que tengan una coherencia para que ese objetivo, te ayude a acercarte todavía más a una meta importante a largo plazo. Elabora un plan de acción analizando las amenazas, las fortalezas, las debilidades y las oportunidades que plantea ese plan. Pero además, también es positivo tener la inteligencia de adaptar el plan de acción al ritmo que marca la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *