Cómo enfocar tu talento hacia el éxito

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La crisis económica conduce en parte a la dispersión y a la desorientación. Ante las dificultades de buscar trabajo las personas están cada vez más formadas pero no siempre parece haber un hilo conductor de fondo en el currículum amplio de un candidato que ha tocado distintas ramas buscando la perfección. En realidad, es un gesto de inteligencia emocional, enfocar todo tu talento en esa dirección para la que crees que estás llamado en función de tu vocación.

Formación complementaria

Es importante que la formación vinculada con participación en congresos, realización de cursos, asistencia a conferencias sea una suma constante en la adquisición de nuevas competencias y en la reafirmación de las que ya tienes. Un área del saber tiene un alto nivel de profundización, por ello, si buscas la especialización tienes que dedicar muchos años de tu vida a prepararte en esa dirección que te ayude a formarte como especialista.

Haz aquello que te gusta

La verdadera señal que te indica que estás dosificando toda tu atención en una sola dirección es que te estás centrando en hacer aquello que te gusta, más allá de prejuicios negativos como que existen carreras que tienen salidas y otras que no las tienen. Es más importante que creas en ti mismo que en tu currículum porque solo tú puedes transmitir la pasión profesional que sientes en la entrevista de trabajo.

Nuevas metas en 2014

Cada año es una gran escuela de aprendizaje a nivel profesional que te permite adquirir nuevas competencias. Por ello, márcate tres objetivos importantes a nivel laboral para el próximo año. Del mismo modo, escribe un diario profesional y cierra el 2013 haciendo inventario de las enseñanzas adquiridas.

Experiencia práctica

Para muchos jóvenes no es fácil acceder a su primer trabajo. Sin embargo, la experiencia es muy valorada en la sociedad actual, por ello, colaborar como voluntario en una entidad puede ser una buena fórmula para afianzar los conocimientos teóricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *