Cómo fomentar la creatividad en un bloqueo mental

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen momentos de presión en el plano del emprendimiento. Esto hace que muchas personas se sientan totalmente desbordadas por las ocupaciones diarias, el plazo en la entrega de proyectos, los temas financieros, la gestión de personal… Esto puede dar lugar a un bloqueo mental que mata la creatividad, especialmente, en un contexto de incertidumbre como el presente. ¿Qué hacer en este tipo de situación que te hace experimentar la desagradable sensación del quemado?

Un pequeño descanso

Haz una pausa. Sal a la calle a respirar aire puro. Haz un recado pendiente. Lee la prensa. O simplemente, intenta dejar la mente en blanco. Las pausas breves son una solución prácticamente automática para cambiar la perspectiva porque aportan un descanso liberador.

Lluvia de ideas

Elabora una lluvia de ideas como solución ante esa situación que te bloquea. Este ejercicio te ayuda a darte cuenta de que existen distintas formas de actuar ante un mismo caso. Por tanto, busca un plan B. Y si lo necesitas, pide ideas. Busca la retroalimentación del equipo a través de un feedback constructivo. Es muy importante que mantengas un espíritu proactivo en la búsqueda de soluciones alternativas. La creatividad reside en muchos casos, en algo tan básico como encontrar una opción distinta de la habitual.

Seguir aprendiendo

Solo lograrás ser verdaderamente creativo si de forma habitual actualizas tus ideas con nuevas lecturas, cursos de formación, asistencia a eventos corporativos y entornos de networking. En caso contrario, siempre buscarás la seguridad de esas ideas que conoces y que actúan como una especie de salvavidas. Además, fomentar el hábito de practicar la meditación puede ser una fórmula práctica para educar la mente gracias a un estado de serenidad que optimiza el rendimiento creativo. Cada vez más emprendedores asisten a talleres de mindfulness para reducir el estrés y conectar con el ahora a través de la actitud consciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *