Cómo montar una tienda de ropa de segunda mano
Las tiendas de ropa de segunda mano tienen cada vez más demanda, en primer lugar, porque existen amantes de la moda que buscan con esmero prendas de colecciones de años anteriores. Pero también, porque este tipo de tiendas marcan un ahorro notable en los precios respecto de las tiendas que venden ropa de temporada. Las tiendas de ropa de segunda mano suelen estar situadas en los lugares más emblemáticos de la ciudad, por ejemplo, en el casco antiguo. Pero hoy día, también es habitual montar una tienda de ropa de segunda mano a través de internet porque permite reducir gastos de inversión y también, poder acceder a clientes de todo el mundo.

Para montar una tienda de ropa online, recuerda que en el catálogo de la tienda tiene que aparecer una fotografía de cada prenda con un código de referncia y los datos principales de dicha prenda de ropa, como por ejemplo, la talla y los colores en las que está disponible. Por otra parte, también tiene que aparecer la forma de pago y los precios, teniendo en cuenta que también se suman los gastos de envío. Las tiendas de ropa de segunda mano han ido en auge en los últimos años como consecuencia de la crisis económica. Para vender más, también es una buena idea poder vender ropa en un marcadillo.

Conviene recordar que a pesar de que una tienda se centre en la ropa de segunda mano, el estado de las prendas debe ser adecuado para la venta. El tipo de público objetivo de este tipo de tiendas es muy variado puesto que asisten clientes de todo tipo, por ello, el marketing debe estar centrado en dar la máxima difusión a la iniciativa empresarial. Puede ser una buena idea publicar un blog de empresa con consejos de moda, looks y tendencias.