¿Cómo reinventar tu negocio cuando no funciona bien?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Antes de cerrar las puertas de un negocio conviene valorar otras posibilidades porque si siempre haces lo mismo, solo puedes esperar los mismos resultados. En cambio, si cambias tu estrategia, puede que obtengas también unos frutos diferentes. Un negocio no es una entidad fija y estática sino un organismo vivo que cambia constantemente. Una empresa no puede analizarse por sí misma de una forma aislada sino integrada en el entorno en el que se encuentra. ¿Cómo reinventar tu negocio cuando no marcha tan bien como te gustaría?

Busca nuevas aplicaciones para tus productos

Sería interesante que pudieras buscar nuevas aplicaciones para tus productos con el objetivo de llegar a un público más amplio. No sólo puedes ofrecer productos más completos sino que también puedes ofrecer servicios más eficientes para llegar allí donde hasta ahora no habías llegado. Reinventar un negocio pasa por un cambio de posición.

No olvides tus fortalezas

Que un negocio no marche bien no significa que no existan fortalezas. En un proceso de cambio y de reinvención de un negocio es muy importante que el emprendedor se agarre con fuerza a esas fortalezas para mantenerlas. Nunca se debe de descartar aquello que sirve. Al revés, es aconsejable buscar la forma de potenciar todavía más esas fortalezas. En donde se debe incidir es en las áreas de mejora para establecer cambios efectivos analizando las debilidades.

Rodéate de un buen equipo

Todo cambio es más efectivo cuando no lo afrontas en solitario y tu equipo está compuesto por profesionales que pueden completar tu currículum de forma efectiva. El trabajo en equipo tiene la riqueza de ser interdisciplinar, es decir, distintos puntos de vista ven más que uno y profesionales con diferente cualificación pueden abarcar mucho más.

Cuál es tu idea de negocio

Para reinventar tu negocio tienes que tener muy claro cuál es tu punto de partida, es decir, tu modelo de negocio actual y tu punto de llegada, es decir, el modelo de negocio que quieres alcanzar. Cuanto más concretes tu idea mejor para poder elaborar un plan de acción temporal que sea concreto, específico y medible: ¿En qué momento quieres tenerlo todo listo? Pon fechas a cada paso porque la mente necesita tener unos plazos para contar con una estructura de actuación.

Analiza tu experiencia previa

¿Has hecho anteriormente algún intento por actualizar tu negocio y el intento ha fallado? La experiencia previa te ayuda a materializar tus ideas con el bagaje que te da tu propia andadura que es muy válida. Para tomar nuevas ideas también puedes observar a la competencia para modelar algunos comportamientos de éxito que pueden inspirarte sobre cuáles son las tendencias actuales del mercado.

Una buena comunicación

La comunicación es esencial para un negocio porque si no te das a conocer, entonces, es difícil que puedan llegar hasta a ti. Una buena campaña de comunicación requiere de una buena estrategia para llegar al público objetivo utilizando el canal adecuado y una promoción que no cause indiferencia. Tener un buen plan de marketing no sólo implica inversión sino también, una excelente planificación. Saca el máximo partido a las tecnologías porque ofrecen un excelente servicio para tu negocio.

Es el momento de arriesgar

Es el momento de arriesgar de verdad para probar nuevos caminos y comprobar los resultados obtenidos antes de cerrar definitivamente las puertas de un negocio. Cuando el objetivo merece la pena, entonces, es fundamental luchar de verdad por él. Cuando pones todo tu trabajo, tu entusiasmo y los medios necesarios al servicio de una meta, entonces, las posibilidades de ganar también aumentan porque toda la energía está concentrada en un mismo punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *