Consejos para gestionar el correo electrónico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El correo electrónico es una herramienta de comunicación muy poderosa para los emprendedores. Sin embargo, una mala gestión del mismo puede suponer una pérdida de timpo y de energía notable en la jornada cotidiana. La clave reside en no interrumpir tu trabajo de forma constante para consultar las novedades de tu correo. Para ello, concreta en qué horarios vas a mirarlo cada día. Y además, silencia los avisos de llegada de nuevos correos para mantener tu atención en aquello que estás haciendo en cada momento.

Cómo utilizar el correo electrónico

Además, es muy recomendable dedicar tiempo a eliminar los correos antiguos que ya no te aportan un valor actual. Activa algún filtro frente al spam. Prioriza el contenido esencial en las respuestas de los correos para simplificar el mensaje. En algunos casos, valora otras formas de contacto.

Por ejemplo, si puedes resolver antes un asunto hablando por teléfono, realiza esa llamada. Igualmente, si envías un correo importante y vas a estar inquieto hasta que recibas la respuesta, ponte en contacto con el destinatario a través de un número de teléfono.

Es muy importante tener dos direcciones diferentes. Una para uso personal y otra para fines profesionales. El primer paso para agilizar la gestión del correo electrónico es contestar de forma inmediata los mensajes sencillos. Por el contrario, deja para un momento más tranquilo, aquellos correos que requieren una contestación más elaborada.

Un aspecto de formación básico pero del que carecen muchos emprendedores es la realización de un curso de mecanografía para mejorar la velocidad frente al teclado.

Cómo ahorrar tiempo en el correo electrónico

Además, también es muy recomendable que si concretas una reunión a través del correo electrónico, informes sobre el motivo de la misma y también, sobre el horario de inicio y de cierre. Si necesitas encontrar un mensaje antiguo, entonces, utiliza el buscador del correo.

Además, también puedes darte de baja en aquellas newsletters que recibes pero cuyo contenido no lees realmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *