Grandes ventajas del emprendimiento pasados los 40

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

emprendedor maduro
Al margen de las consecuencias que la crisis económica ha dejado en el contexto laboral y que ha obligado a muchos profesionales a dar un giro a su trayectoria profesional, la responsabilidad de emprender ha sido, es y será notable en cualquier condición. Por esta razón, la etapa de los 40 años, en la que los profesionales siguen teniendo un gran futuro por delante, aporta grandes fortalezas que conviene valorar al emprender.

Una mayor red de contactos de trabajo

Gracias a la experiencia práctica de los años trabajados, los cursos de formación realizados y la participación en eventos, es natural que un emprendedor de 40 años que ha aprovechado bien su tiempo, tenga una red de contactos de mayor calidad que quien acaba de salir de la universidad. Es decir, no considero que sea tan importante la cantidad de contactos como la calidad de poder contactar con perfiles distintos.

Una mayor convicción de lo que se quiere

Cuando salimos de la universidad no nos planteamos ciertas cosas que sí empiezan a surgir en nuestra mente cuando cumplimos más edad. Esto forma parte del proceso de madurez. Y el emprendedor de 40 años que quiere dar un giro a su vida laboral lo que quiere es invertir su tiempo en un negocio con el que se sienta realizado. La conocida crisis de los 40 tiene mucho que ver también en este cambio de rumbo que en muchos casos, puede ser una forma de reconciliación con la propia vida al poner en perspectiva los sueños de los 20 pero con el horizonte más contextualizado de los 40.

mujer emprendedora

Mayor experiencia

Hoy en día, cuesta más tener experiencia que tener formación. Uno de los puntos a favor que tiene un emprendedor más allá de los 40 años es su trayectoria laboral. Incluso los periodos de desempleo aportan un gran aprendizaje en relación con la gestión de la incertidumbre y la inversión del tiempo en la consecución de un objetivo. En la etapa de los 40 años, un profesional todavía tiene una larga vida laboral, sin embargo, en este momento empieza a observar su trabajo con la perspectiva de la trascendencia, es decir, desea que su trabajo sea una suma para la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *