La comunicación agresiva en la empresa
La comunicación en la empresa no siempre resulta asertiva, de hecho, este tipo de comunicación es la ideal para que las personas se sientan bien en el ámbito laboral. Sin embargo, en la comunicación también puede haber mucha agresividad encubierta. En algunos casos, existen jefes que confunden miedo con autoridad, por ello, su forma de hacerse respetar es hablar a gritos a los empleados cuando han cometido un error. La comunicación agresiva lejos de potenciar el rendimiento de una persona lo que hace es mermar sus posibilidades. El miedo paraliza y la tensión bloquea.

¿Cuáles son las características de la comunicación agresiva en la oficina? En primer lugar, se utiliza el ataque y el reproche personal como una forma de diálogo. Por ello, quien recibe el ataque de una forma lógica se pone a la defensiva. Sin embargo, en la mayoría de los casos ni siquiera muestra qué siente en realidad por miedo. Muchas personas se callan muchas cosas en el trabajo por el temor a perder el empleo. Sin embargo, van cargando su mente de rabia, frustración y resentimiento.

La comunicación en la empresa tiene que ser asertiva porque este es el único tipo de comunicación que de verdad aporta confianza y equilibrio emocional en el conjunto global de la empresa. Por supuesto, la asertividad también se entrena. De hecho, en los cursos de módulos para trabajadores en activo también se ofrecen cursos sobre esta temática. La asertividad comienza a ponerse en práctica incluso con la propia familia y también con uno mismo: ¿Cómo te hablas a ti mismo?

En el trabajo y en la vida en general, es importante aprender a pensar antes de hablar. Y atender no sólo al contenido de las palabras sino también, al tono para hablar con educación al otro. ¿Qué opinas sobre esta cuestión?