Nueva normativa europea SEPA que unifica el sistema electrónico de pagos

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El próximo 1 de febrero de 2014 entrará en vigor la Single Euro Paymants Area (SEPA) o Zona Única de Pagos en Euros, la normativa europea que pretende eliminar las fronteras económicas entre países de la Zona Euro. A ella se han adherido los 28 países de la Unión Europea, además de Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Mónaco. Todos ellos han firmado un acuerdo con el que se avanzará hacia una plena integración económica y monetaria a través de un sistema común de medios de pago.

Cualquier persona, empresa u agente económico podrá efectuar y recibir transacciones en euros con las mismas condiciones, derechos y obligaciones. En resumen, se podrá operar en cualquier país con las mismas facilidades que hasta ahora solo se ofrecen en operaciones de alcance nacional. Con SEPA, los pagos y cobros transfronterizos podrán efectuarse desde una única cuenta.

Los instrumentos de pago nacionales se extinguirán para dejar paso a los nuevos esquemas SEPA. Las entidades de crédito ya se han actualizado en ese sentido, pero las grandes empresas y las administraciones públicas todavía están preparándose para la nueva normativa. Lo mismo sucede con las PYMES, que tendrán que moverse cuanto antes para no quedarse en fuera de juego a partir del próximo 1 de febrero.

Instrumentos para la integración económica

Las transferencias, los adeudos directos y las tarjetas son los principales instrumentos económicos que se vinculan a la normativa SEPA.

Para las transferencias, que suponen más de un 23% de todas las operaciones del Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), se utiliza el CCC (Código Cuenta Cliente), pero a partir del 1 de febrero se utilizará el código International Bank Account Number (IBAN) y se regirán por el modelo SEPA Credit Transfer (SCT).

El caso de los adeudos todavía es más importante, ya que suponen más de un 73% de las operaciones. Para que os hagáis una idea en valores absolutos, han movido más de 282 mil millones de euros en lo que llevamos de año. Con el SEPA se dividirán en dos grandes modalidades: SEPA Direct Debit B2C y SEPA Direct Debit B2B. El primero sustituirá a los adeudos domiciliados para efectuar cobros a autónomos, empresas y consumidores. El segundo será de uso reservado a empresas, profesionales y autónomos.

La importancia de los mandatos: el e-mandato como alternativa ágil

Sea cual sea la modalidad, será imprescindible disponer del consentimiento firmado por parte del deudor como titular de la cuenta de cargo antes de iniciar el cobro de los adeudos. Se trata de un documento estándar que se conoce como “mandato“. Sin él, la operación no estará autorizada por el deudor y podrá devolver el recibo hasta 13 meses después de su emisión.

Hay que decir que no será imprescindible solicitar mandatos por domiciliaciones ya existentes, pero sí será obligatorio contar con un documento fehaciente, por cualquiera de las vías posibles, como garantía del consentimiento por parte del deudor.

El e-mandato es una de las alternativas más cómodas para cualquier empresa. Se trata de un documento certificado digitalmente a través de un tercero de confianza con el que se facilitan los trámites para adaptarse a la nueva normativa. Sisco Sapena, CEO de Lleida.net, que es la primera operadora certificadora, tiene claro que es una alternativa muy útil: “Para la empresa supone una migración más ágil a la SEPA, que de este modo también facilita el trámite para el deudor”.

El e-mandato se envía al deudor por SMS o e-mail certificado. Cuando éste responde, el tercero de confianza elabora un certificado en PDF para registrar todos los datos obligatorios en cualquier mandato. Los datos que se incluyen son los siguientes:

– Encabezado “Mandato Adeudo Directo SEPA”
– Referencia única del mandato
– Nombre y domicilio del deudor
– IBAN y BIC (si fuera necesario)
– Nombre y domicilio del acreedor
– Tipo de pago
– Lugar y fecha de firma
– Firma del deudor
– Indicación de que se trata de un mandato de adeudo directo SEPA
– Instrucciones para la devolución del formulario

Lleida.net es la primera certificadora

Como os he comentado, Lleida.net es la primera operadora de telecomunicaciones certificadora. Fue fundada en 1995 (tiene acuerdos con más de 1.000 compañías en 200 países) y ahora mismo, entre otras cosas, ofrece el servicio de gestión y adquisición del e-mandato a través de diferentes modalidades: Contrato SMS, Contrato e-mail, Contrato SMS y e-mail o SMS certificado y recepción certificada.

Empresas, Legalidad,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *