¿Por qué algunas personas tienen éxito y otras no?
Muchas veces, se asocia la idea del éxito con la suerte o el azar. Sin embargo, existe una pregunta cuya respuesta puede ayudar a quienes no tienen demasiada suerte en el trabajo, para poder cambiar el rumbo: ¿Por qué existen personas exitosas mientras que otras, simplemente, son espectadoras del triunfo ajeno?

En primer lugar, las personas exitosas siempre trabajan en base a objetivos, tienen claras cuáles son sus metas, no dejan el destino en manos del azar o de la improvisación sino que caminan con la convicción de que es indispensable trabajar en base a un plan de acción.

Por otra parte, las personas que tienen éxito frente a quienes no lo tienen, son personas que tienen un alto concepto de sí mismas, es decir, son conscientes de que son capaces de lograr grandes retos. Esta situación emocional refleja una buena autoestima frente al bajo concepto de sí mismos que tienen quienes no tienen mucho éxito en el trabajo. Una persona de baja autoestima puede descartar ciertas opciones laborales por no sentirse capaz o por sentir vértigo.

Además, las personas que tienen éxito en su profesión relativizan el sentimiento de miedo, son conscientes de que si se quedan paradas en esta situación, entonces, no darán un paso hacia adelante. Actuar a pesar del miedo es básico para salir del área de confort y no permanecer pegado a una situación negativa a nivel emocional.

Por otra parte, las personas que tienen éxito también se sienten bien consigo mismas, por ello, esta energía también se nota en sus relaciones sociales. De esta forma, son personas con buenos contactos de trabajo, con amistades y relaciones que son vitales para poder contar con un apoyo externo a la hora de consultar una duda, por ejemplo. Las personas que tienen éxito son las que se preocupan especialmente por cómo hacer las cosas.