Qué hacer antes de cerrar una empresa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La decisión de cerrar las puertas de un negocio no es sencilla y además, es una de las más dolorosas que puede tomar un emprendedor tras haber iniciado con trabajo e ilusión un proyecto centrado en una idea de negocio personal. Si tu negocio empieza a mostrar posibles indicios de fracaso, antes de cerrar tu empresa, puedes valorar si puedes hacer algo, practicar un plan B y reajustar tu negocio para darle una nueva oportunidad antes de cerrarlo definitivamente.

Iniciar un proceso de coaching

El coaching se ha convertido en una de las herramientas más demandadas en el ámbito profesional para incrementar los recursos personales en la gestión de un negocio, mejorar la confianza en la toma de decisiones y concretar objetivos realistas, alcanzables y medibles. Antes de cerrar un negocio, puedes valorar la posibilidad de darte esta oportunidad, implicándote al cien por cien en el proceso.

Establece un periodo de tiempo concreto

Una vez que hayas concretado un objetivo en un proceso de coaching, es recomendable que indiques el margen de tiempo que quieres darte para intentarlo y para poder visualizar posibles cambios en el negocio antes de cerrar sus puertas definitivamente.

Realiza el análisis Dafo

Antes de cerrar definitivamente las puertas de tu negocio intenta realizar balance del trayecto realizado concretando cuáles son las fortalezas de tu negocio, cuáles son las debilidades, qué oportunidades encuentras actualmente y qué amenazas debes solventar. Este ejercicio Dafo sencillo y visual que puedes realizar utilizando simplemente papel y lápiz para realizar tus anotaciones en el apartado correspondiente puede inspirarte para conocer cuál es el punto de partida actual de tu negocio.

Este ejercicio también es práctico para identificar las fortalezas de un negocio y mantenerlas. Además de concretar posibles cambios en las áreas de mejora. Al dar una última oportunidad al negocio no se trata de cambiarlo todo sino aquello que no funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *