Seis consejos para autónomos que trabajan en casa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Son muchos los autónomos que trabajan desde casa y uno de los efectos directos de una mala gestión del teletrabajo es descuidar el plano del hogar como disfrute personal y pasar la mayor parte del tiempo trabajando. Existen algunos hábitos que te ayudan a mejorar tu rendimiento, tu nivel de motivación y calidad de vida más allá de las dificultades del teletrabajo.

Ten un espacio diferenciado

En primer lugar, es saludable a nivel de inteligencia emocional separar espacios de oficina y vida familiar. En ese caso, para crear un espacio diferenciado en casa, tienes que tener tu propio despacho adaptado a tus necesidades laborales buscando el confort en el trabajo. A nivel mental, el entorno es muy importante para mentalizarte de una función concreta.

Un paseo antes de empezar a trabajar

Una rutina muy importante cuando trabajas desde casa es la de salir a dar un pequeño paseo antes de comenzar la jornada laboral. Puedes aprovechar ese momento para hacer recados pendientes. Un simple paseo de quince minutos o hacer un recado y charlar con el dependiente de la tienda te permiten despejar tu mente a primera hora de la mañana. Utiliza tu inteligencia emocional en el teletrabajo.

Ladrones de tiempo

Al trabajar desde casa suprimes de golpe todos los ladrones de tiempo que tendrías en la oficina, sin embargo, en casa tienes otros peligros constantes. Por ejemplo, visitas inesperadas, televisión, radio, tentaciones gastronómicas… Elabora un plan de acción para combatir estos posibles ladrones de energía. Una decisión útil es tener un teléfono móvil de trabajo y otro de uso personal.

Reuniones de trabajo por Skype

Organiza tus reuniones de trabajo por Skype lo que te aporta la comodidad de poder negociar cualquier asunto poniendo a tu favor el uso de las tecnologías. Para concretar una reunión de trabajo por Skype se debe fijar no sólo la fecha concreta de la cita sino también, el asunto de la reunión y el tiempo de duración de la misma. Comienza el día echando un vistazo a tu agenda diaria para planificarte el día de forma efectiva. A poder ser, es preferible que no consultes el correo electrónico a primera hora de la mañana.

Horario flexible pero relativamente

El horario flexible te permite darte un premio de vez en cuando al tomarte unas horas libres por la mañana. Sin embargo, por norma, es más que recomendable que te acostumbres a tener un horario concreto. De lo contrario, la jornada laboral se alarga hasta altas horas de la noche con el efecto negativo que tiene eso en el rendimiento del día siguiente. El cuerpo no es una máquina y al día siguiente necesitarás reparar todo el cansancio del día anterior.

El horario laboral también varía dependiendo de la situación familiar de un empleado. Dicho horario también puede variar en caso de que un trabajador se concentre mejor por las tardes que por las mañanas. Saca el máximo partido a tu flexibilidad horaria pudiendo romper las normas de una forma que no puede hacer el trabajador que acude a la oficina. Lo ideal es apagar el ordenador a partir de las ocho de la tarde.

Consejos para no aislarte de tus colegas profesionales

Uno de los riesgos del teletrabajo es que existen personas que tienden al aislamiento de pasar demasiado tiempo en casa, especialmente, en invierno. Para mantener el contacto regular con contactos profesionales puedes hacer uso de las redes sociales, acudir a congresos y eventos de tu área profesional, hacer cursos en la universidad y participar en programas de formación para trabajadores en activo. Observa a los contactos de trabajo como colegas y no como competencia.

2 comentarios

  1. Muy buenos consejos. Lo cierto es que cada vez son más los autónomos que establecen su trabajo en casa o las empresas que permiten a los empleados tele trabajar durante un tiempo parcial o, incluso, siempre. Un trabajo en casa debe ser mucho más organizado que en una oficina, y se deben establecer una serie de hábitos y normas para que funcione y se consiga ser productivo y eficaz.

  2. Pagando lo que hay que pagar de cuota de autónomos, es normal que uno se vea obligado a trabajar desde casa. Tener una oficina es un lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *