Tipos de pruebas psicotécnicas en los procesos de selección

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Muchos procesos de selección son complejos y en ellos, las empresas pueden utilizar distintas herramientas para evaluar el potencial de los candidatos. Desde entrevistas presenciales, a dinámicas de grupo, pruebas por teléfono y también, test psicotécnicos. Existen distintos tipos de pruebas de este tipo que ayudan a conocer mejor al candidato desde distintas perspectivas.

Test de personalidad

Son aquellas pruebas que permiten conocer mejor al candidato desde el punto de vista de su modo de ser. Este tipo de prueba puede ofrecer una información complementaria al currículum al poder evaluar competencias requeridas para el puesto de empleo, por ejemplo, alto nivel de liderazgo o también, capacidad para trabajar en equipo.

Lo primero que debe tener en cuenta tanto la empresa como el candidato en este tipo de pruebas es que no existen respuestas que sean acertadas o equivocadas sino información que muestra a un candidato que se ajusta más o menos al perfil requerido.

Test de aptitudes

Otro tipo de examen psicotécnico es el test de aptitudes. En cuyo caso, miden precisamente habilidades que tiene el candidato, por ejemplo, aptitud numérica, habilidades lingüísticas o razonamiento abstracto. Este tipo de prueba tiene una duración específica.

El candidato debe leer muy bien las instrucciones de realización de la prueba antes de comenzar a llevarla a cabo y estar pendiente no solo de responder a las cuestiones sino también, de tener una buena gestión del tiempo. Generalmente, en este tipo de prueba, las preguntas tienen una complejidad que va de menos a más.

Sin embargo, conviene puntualizar que pese al valor de estas pruebas, la elección de un candidato no debe centrarse únicamente en este punto sino que deben integrarse otras dinámicas. La entrevista presencial sigue siendo una de las más importantes. Uno de los valores que aportan los tests psicotécnicos es su objetividad en los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *