Tres errores al elegir la idea de negocio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

trabajando
La idea de negocio es el punto de partida de un proyecto cuyo éxito potencial puede ser ilimitado o, por el contrario, puede tener un recorrido muy corto. Al ser un paso tan definitivo el de elegir la idea de negocio, en este post te contamos cuáles son los errores que se cometen habitualmente.

No estudiar la idea a fondo

Quedar en la superficie de la idea, en el plano formal, sin acotar ese propósito inicial a la viabilidad material de la realidad. Una idea de negocio no solo tiene que gustarte a ti, también tiene que convencer al público. Por eso, no te dejes eclipsar por los flechazos intelectuales que pueden ser fruto de la inspiración del momento. Tan importante como la idea de negocio, es reflexionar sobre el cómo la vas a llevar a cabo y también, el porqué de esta motivación. Por tanto, la idea solo es el punto de partida hacia nuevas preguntas.

No poner la idea en relación contigo

Tú vas a gestionar el proyecto. Por tanto, tienes que poner tu propia idea de negocio en relación con tu talento, tus competencias, tu formación, tu conocimiento. Cuanto más preparado estés tú para gestionar un negocio de este tipo, más opciones tienes de lanzarlo al éxito.

idea

Querer ser totalmente innovador

Si buscas algo que sea totalmente diferente a aquello que ya se ha hecho hasta ahora, entonces, es muy posible que no encuentres ninguna posibilidad que realmente te convenza. Si en el cine y en la literatura ya es difícil crear algo totalmente novedoso, imagina si no ocurre también lo mismo en el emprendimiento.

Para ser innovador también tienes que estar informado de aquello que hacen los demás, de lo contrario, corres el riesgo de crear algo que ya está inventado y creer que es muy original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *