Ventajas e inconvenientes de alquilar un local para un negocio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Cualquier opción que tomas en relación con comprar un local o alquilarlo para montar un negocio tiene tanto ventajas como inconvenientes. Lo importante es que tú hagas balance de acuerdo a tu situación actual. Cada vez son más las personas que optan por la vía del alquiler porque aunque plantea algunos riesgos, también tiene ventajas que aportan tranquilidad emocional a los emprendedores.

Ventajas de alquilar un local

En primer lugar, el desembolso económico que surge al alquilar un negocio es menor en caso de alquilarlo que en caso de comprar un local y tener que pedir una hipoteca. En el caso de alquilar un local lo habitual suele ser entregar una fianza y pagar un mes de alquiler por adelantado. Ser un buen pagador desde el principio es importante para crear una buena relación de confianza con el dueño del local.

Otra ventaja de alquilar un local en vez de comprarlo es que los emprendedores sienten menos presión de futuro en sus decisiones puesto que en el momento en que lo decidan pueden dar ese proyecto por terminado cuando se dan cuenta de que el proyecto no es rentable. En un caso así también es más fácil buscar otras alternativas, como por ejemplo, buscar otro local en una zona más económica de la ciudad. O incluso, dependiendo de cuál sea el tipo de negocio, en algunos casos también es posible trabajar desde casa.

Alquilar un local también es una buena oportunidad para que cualquier persona se dé la posibilidad a sí misma de descubrir si su idea funciona o no.

Inconvenientes de alquilar un local

Alquilar un local en una zona comercial de la ciudad puede tener un coste alto. Si a todo ello se suman los gastos propios del negocio y los de autónomo, entonces, la cantidad también puede ser muy alta. Y en ese caso, el gasto invertido nunca lleva al emprendedor a ser el dueño de ese local. En ocasiones, un alquiler alto hace que un negocio sea materialmente imposible.

En el caso de que inviertas en la reforma del negocio para adaptarlo a tus necesidades, perderás esta inversión en el momento en que termines tu contrato de alquiler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *