Cómo detectar un caso de acoso laboral

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Perder un empleo siempre produce miedo, esta es una de las razones por las que todavía resulta más difícil detectar un caso de acoso laboral. Y es que además, esta situación denigrante desde un punto de vista humano, a veces, se confunde con el estrés y la ansiedad. ¿Cómo puedes saber que estás siendo víctima de un caso de acoso laboral? Ten en cuenta si por ejemplo, te ponen metas que son inalcanzables de cumplir en un periodo de tiempo imposible. De este modo, sólo te sientes frustrado, incapaz y poco valorado.

Por otro lado, valora también si quieren un mayor rendimiento en tu caso que en el de cualquier otro compañero de trabajo que ocupa un puesto semejante al tuyo. Analiza cómo es el trato que recibes. Si te gritan, te humillan, no te tratan como mereces, entonces, estás ante un claro caso de acoso. Pero también, puede darse la situación contraria: que te hagan el vacío, no te hablen ni te miren a la cara o incluso, te den los mensajes a través de una tercera persona.

Esta situación termina robando la motivación del trabajador que no se siente integrado en el entorno laboral de la empresa, ni tampoco se siente valorado ni respetado. Si tienes claro que te encuentras ante un caso de acoso laboral entonces debes pedir ayuda. En primer lugar en tu entorno más cercano para contar con el consuelo de aquellos que te quieren de verdad.

Y después, desde un punto de vista legal debes iniciar los trámites pertinentes. En las asociaciones de afectados pueden informarte de una forma adecuada sobre este asunto. El acoso laboral es un problema que, afortunadamente, se puede superar. Por ello, no pierdas la esperanza y ten paciencia porque en algún momento, volverás a sentirte bien contigo mismo gracias a una autoestima más plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *