Cómo llevar una negociación empresarial

negociacion
Terminar con éxito una negociación empresarial es fundamental para conseguir nuestros objetivos, pero como todo en esta vida: es sobre todo cuestión de práctica. Toma nota de estos cinco consejos y llegarás más lejos.

1. Prepararse

Llegar a la reunión con un buena preparación es clave para triunfar en una negociación empresarial. Antes de enfrentarnos a ésta, debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿qué objetivos queremos conseguir?, ¿qué información necesitamos para convencer a nuestro interlocutor?, ¿qué acuerdos con la otra parte contemplamos como posibles?, y ¿qué resultado de la negociación sería inaceptable? De modo que si llegamos con toda la información trabajada, tendremos más opciones de dirigir la conversación y llevar a nuestro interlocutor a nuestro terreno.

2. Escuchar

A parte de tus intereses, debes descubrir lo que quiere nuestro interlocutor. Para ello es tan sencillo como escucharle con atención. También es recomendable repetir las declaraciones de la otra parte con nuestras propias palabras, y mostrar siempre respeto y comprensión. El trato debe ser siempre cordial, como a un igual y no como un adversario. No debe notarse excesiva rivalidad a pesar de poder tener intereses opuestos, evitar crear emociones negativas porque rara vez desembocan en resultados positivos.

3. Preguntar

Habitualmente el que hace preguntas, suele liderar por lo general la conversación. Eso es así porque conseguir información del otro te hace aumentar tu poder de negociación. Cuando preguntamos solemos poner a nuestro interlocutor a la defensiva y le obligamos a dar explicaciones. No dudes en hacer todas las preguntas que consideres relevantes y que puedan enfocar mejor tu estrategia. Sin embargo, conviene evitar usar un tono demasiado agresivo. Hay que apostar asimismo por la claridad y evitar los monólogos.

4. Hablar y dejar hablar

En una negociación empresarial es vital mostrarse siempre cortés con nuestro interlocutor. Por ejemplo, hay que evitar no dejarle acabar las frases, no mirarle a los ojos, atender otros asuntos mientras habla o hacer gestos que puedan incomodarle. Y debemos concederle también tiempo para que exponga sus argumentos, pero no de manera ilimitada. Un truco para conseguir que termine de hablar es mirarle a los ojos, levantar las cejas y poner cara de duda.

5. Practicar

Para tener habilidad en las negociaciones empresariales, no hay mejor consejo que la práctica. Cuanto más hablemos, más ganaremos en expresividad, persuabilidad y elocuencia con respecto a nuestros interlocutores. Por otro lado, también a mayor experiencia acumulada, más eficientes seremos a la hora de buscar soluciones.

Para terminar, nada mejor que descargarse la siguiente guía gratuita sobre los secretos de la negociación empresarial.

Secretos-de-la-negocacion-empresarial

2 comentarios

  1. En una negociación debemos utilizar nuestro propio estilo, es decir, tratar de no imitar a nadie,.
    • En toda negociación, existe tensión, y debemos aprender a confiar en nosotros mismos, a tener fe y a manejar conflictos de la mejor manera.
    • Preparar con anticipación las negociaciones, conociendo que roles nos toca jugar y conocer nuestros objetivos y alternativas.
    En una negociación debemos basarnos en captar la mayor cantidad de información posible de nuestra parte y si es posible de la otra, ya que es una forma de tener a nuestro favor un conocimiento que es vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *