Consejos para evitar el pensamiento negativo en una entrevista laboral


A nivel emocional, una entrevista de trabajo produce grandes expectativas pero también, dichas ilusiones contrastan con el miedo que produce no ser el elegido. Este miedo aumenta en el caso de no tener un trabajo en ese momento. ¿Cómo puedes pensar en positivo para afrontar esta prueba habitual en la rutina laboral? En primer lugar, tomando conciencia de que el modo de pensar también tiene un efecto en el modo de sentir y de actuar. Es decir, la inseguridad se nota mucho cuando te dejas llevar por el pensamiento negativo.

Por otro lado, es mejor que llegues con tiempo a la entrevista de trabajo. Por ejemplo, puedes llegar con un cuarto de hora y esperar en la calle para relajarte unos minutos. Respira profundamente, cierra los ojos y desconecta de todo el entorno. Evita fusionarte con tus pensamientos, no te identifiques con ellos.

Piensa en todas las ocasiones de tu vida que has superado con éxito un reto importante para ti. Una entrevista de trabajo es simplemente, una primera toma de contacto entre el candidato y la empresa. Por tanto, quítale presión, pon en práctica las habilidades sociales que tienes y muestra tu formación. De entrada, no tienes nada que perder en una entrevista de trabajo, de hecho, sólo tienes algo que ganar.

Por tanto, centra tu energía en el resultado positivo y elimina de tu mente la posibilidad de no ser el elegido. En cualquier caso, no ser el escogido entre otros candidatos nunca puede ser identificado como un fracaso. En la medida que te preparas bien para una entrevista de empleo, te informas sobre las empresa, cuidas tu lenguaje corporal y apuestas por el look adecuado, también te resulta mucho más fácil prepararte para el éxito. Te sientes más seguro de ti mismo y con más posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *