Crece la productividad española


La productividad española ha crecido. Y lo ha hecho a un ritmo del 11% desde el año 2008, según datos recogidos en el Observatorio Económico de España, que elabora BBVA Research.

Un crecimiento que supone además el mayor incremento de los países de la zona euro y que tiene su base en las elevadas tasas de exportación, así como en la mejora de la competitividad que se ha visto favorecida por la caída de los costes laborales unitarios.

Precisamente, en los costes laborales unitarios, el informe señala que, tras los aumentos producidos hasta el año 2007, las economías periféricas como es el caso de la española han conseguido incrementar su competitividad en los últimos cuatro años al registrar caídas de en torno al 5% frente al crecimiento que se ha producido en el conjunto de la zona euro.

Los datos del Observatorio Económico de España reflejan también que en los últimos años la moderación salarial vivida ha motivado el crecimiento de la productividad. De hecho, los sueldos, en términos reales, se hallan en el mismo nivel que en el año 2001.

Además, la mejora de la competitividad igualmente se ha producido como consecuencia de otros factores como la prolongación de la jornada laboral en una hora aproximadamente desde el inicio de la crisis hasta el año 2011. Un aspecto al que hay que sumar el aumento de la productividad por hora, que ha sido del 8,3%.

Según los datos del Observatorio de Económico de España, las exportaciones también se han recuperado en un 30% desde sus mínimos, pasando España a exportar en torno a un 9,5% más en la actualidad en relación al período anterior a la crisis. Un dato en el que el territorio español sólo es superado por Estonia.

Además, la economía española se caracteriza cada vez más por una mayor apertura. De hecho, el peso de las exportaciones en el PIB ha aumentando, suponiendo ya el 30%. No obstante, a pesar de este porcentaje, el dato sitúa a España por debajo de la media europea, aunque el país se halla en sintonía con la representación en el PIB de las exportaciones de otras economías como la del Reino Unido, Francia o Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *