El afterwork refuerza el compañerismo en la empresa


En la actualidad, la tendencia afterwork ha llegado a España con mucha fuerza. La moda de salir de cañas con los compañeros de oficina ha quedado atrás: ahora lo que se lleva es el afterwork. Es decir, quedar a tomar algo con los compañeros en lugares más exclusivos y siempre en un contexto profesional. Por ello, en este tipo de planes se puede seguir debatiendo algún que otro asunto del trabajo. Pero incluso, esta iniciativa es excelente para que los trabajadores puedan crear vínculos, conocerse mejor y conectar.

También es aconsejable porque de esta forma, los trabajadores salen de su círculo habitual y se rodean de nuevas personas. Y lo mejor de todo, se ha convertido en una de las mejores terapias en contra del estrés. Resulta tan eficaz o más que el yoga o el pilates. Después de un día de duro trabajo no hay nada que sea tan gratificante antes de volver a casa que desconectar de la presión con los compañeros en un entorno agradable. El afterwork se puede realizar de lunes a viernes, pero la ventaja es que se trata de un plan que termina a una hora muy prudencial, por ello, el trabajador vuelve a cenar a casa y no tiene problemas para madrugar al día siguiente.

El afterwork lo hemos visto en algunas series de televisión americanas como Ally McBeal. Ahora llega a España para ser una tendencia de moda entre hombres y mujeres que trabajan en empresas en las grandes ciudades. En general, se trata de trabajadores que finalizan la jornada laboral a las 6 de la tarde en semejanza con el horario europeo. El afterwork se realiza fuera del horario del trabajo, sin embargo, sus beneficios se notan también en la jornada laboral de ocho horas. Siempre se trabaja mejor cuando te llevas bien con los demás compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *