Escucha las emociones para tomar decisiones


Escuchar las emociones es algo que implica mucho entrenamiento, paciencia y capacidad de superación. De hecho, muchas veces, las emociones aparecen mezcladas. Por ejemplo, en medio de la ansiedad constante existe tristeza, enfado, ira y también, miedo. La Inteligencia Emocional hace especial hincapié en la importancia de escuchar las emociones para poder tomar decisiones sabias en el mundo de la empresa y en tu vida laboral en general.

Cuando escuchas cómo te sientes a nivel interno, sabes de verdad qué es lo que debes hacer, sencillamente, porque es aquello que deseas y te reporta felicidad. ¿Qué emociones son un indicativo de que estás tomando una decisión que te hace sentir bien? La ilusión, la motivación, la empatía, las ganas de hacer cosas nuevas, el entusiasmo… Por el contrario, debes estar muy atento ante el aburrimiento, el miedo, la apatía, el estrés…

¿En qué te ayuda escuchar tus emociones? Te ayuda a seguir por el mismo camino o también, te ayuda a cambiar de rumbo desde un punto de vista vital. De hecho, no sólo es de sabios apostar por un sueño sino también, saber retroceder y cambiar el rumbo en caso de que no sea aquello que de verdad deseas.

Pero además, en la empresa no sólo es clave escuchar las emociones propias sino también, las ajenas. Especialmente, cuando tienes que trabajar en equipo, eres el jefe de una empresa o debes conectar mejor con los clientes. Las emociones muestran la vertiente relacional de un ser humano que descubre su propia realidad a través del contacto cercano y directo con los demás.

Por otra parte, cuando se potencian las emociones agradables también es mucho mayor el rendimiento en la oficina y las ganas de seguir apostando por el presente. En la toma de decisiones no sólo interfiere la razón sino también, la emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *