Qué es el crowdfunding


Desde hace ya algún tiempo se viene hablando del crowdfunding, sobre todo, en Estados Unidos, como una opción para poder acceder a financiación. Sin embargo, en España, esta fórmula todavía no es my conocida a pesar de que presenta una serie de ventajas y de que, a veces, es la única vía posible para poder continuar con nuevos proyectos.

El crowdfunding puede definirse como una nueva medida de financiación que permite que se puedan poner en marcha diferentes iniciativas empresariales, siendo de utilidad para emprendedores, o bien para pequeñas y medianas empresas que tienen más problemas para acceder a la financiación, sobre todo, en el contexto económico actual.

No obstante, también es de utilidad para lanzar nuevos productos o para obtener financiación para cualquier iniciativa puesto que toda idea, inicialmente, es susceptible de ser financiada por crowdfunding. De hecho, hay iniciativas que han recurrido a esta vía de financiación colectiva para largometrajes, blogs, portales de viajes, tiendas, novelas o grabar un disco o hacer una gira musical.

Y, ¿cómo funciona? El sistema es sencillo. Todo se hace realmente a través de Internet, red en la que hay páginas de crowdfunding en las que se pone en contacto a la persona que necesita acceder a financiación y a los potenciales inversores que están interesados en participar en proyectos.

De esta manera, la persona tiene que poner en ese portal el proyecto o iniciativa que quiere desarrollar y el importe económico que necesita para llevarlo a cabo. Posteriormente, los inversores lo conocen y estudian y deciden si pueden estar interesados. Tras esta decisión y, en el caso de que sea afirmativa, sólo tienen que indicar la cantidad que quieren ofrecer. Una cuantía que no tiene por qué corresponderse con el total que se precisa, sino que puede ser una determinada cantidad o bien un tanto por ciento de ella.

Por esa aportación que hagan los inversores, éstos reciben diferentes ventajas o beneficios como, por ejemplo, descuentos, regalos o un porcentaje de la empresa, pudiendo también comprar en condiciones más favorables o ser los primeros en adquirir un nuevo producto en el caso de que esta financiación se haya solicitado para lanzar un nuevo desarrollo. Las fórmulas de compensación al inversor son variables y pueden definirse según cada proyecto o idea.

No obstante, hay que tener en cuenta que las aportaciones de los inversores sólo se hacen efectivas en el caso de que se haya reunido el 100% del capital necesario para realizarlo en el plazo que haya considerado el emprendedor o persona que demanda esa financiación para hacer realidad su iniciativa.

1 comentario

  1. Buenas tardes,
    Gracias por esta aportacion sobre crowdfunding. En estos momentos me encuentro creando un producto,estoy en la fase de patentado y preparacion de presentacion para empresas que puedan estar interesadas en el sector. El crowdfunding lo veo un metodo muy interesante de modo que con el tambien se toma el pulso si el producto en cuestion puede atraer no solo a inversores sino tambien a potenciales clientes, como podria comportarse la novedad en el mercado por ejemplo.
    Es aparato de pequeñas dimensiones esta enfocado a la higiene buco-dental, resuelve un gran problema existente.
    Quizas sea una posible opcion por una parte, siempre que estudie todos los recusos que esto ofrece y que el proyecto necesita,puede ser una posiblidad de empezar a dar pasos.
    Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *