Cómo hacer que el trabajo en la empresa te guste más


Cualquier persona pasa una media de cuarenta horas por semana en el trabajo. Es mucho tiempo como para pasarlo amargado y con prisa porque llegue el sábado. Merece la pena aprender a vivir el presente para poder convertir un lunes o un martes en una fuente de satisfacción personal. ¿Cómo hacer que el trabajo en la empresa sea más agradable?

En primer lugar, a través de la propia actitud. Por difícil que sea el entorno, si tú no quieres que te afecte la negatividad de dicho entorno, no te afectará. Por otra parte, debes encontrar espacios en los que poder generar emociones positivas: haciendo deporte, participando en actividades que te gusten mucho, leyendo un buen libro, conversando con un amigo… Está demostrado que la pasión por algo produce tal cantidad de emociones positivas que te ayudan a eliminar incluso muchos sentimientos negativos que has tenido ese día.

Por otra parte, también debes cuidar los pequeños detalles en la oficina para poder crear un buen clima de trabajo con tus compañeros: felicítales en el día de su cumpleaños. Cuando seas tú quien cumple años no dudes en llevar pastas y bombones para celebrar. Estos detalles siempre se agradecen y los propios niños los ponen en práctica en el colegio (en su caso, llevan golosinas). Felicítales por sus logros y hazles saber qué estarás ahí en caso de que necesiten ayuda.

Aprende a disfrutar incluso con un trabajo que no te gusta. Puede que las circunstancias te obliguen a permanecer en él. En ese caso, piensa que se trata de una situación temporal y que en el futuro, podrás encontrar un empleo mejor. Encuentra un espacio para ti en tu día a día. Un tiempo para cuidar de ti, para descansar, desconectar y hacer algo que te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *