Cuatro fases del emprendimiento

chica-escribiendo-en-ordenador
Los proyectos profesionales siguen el curso de un proceso que en el caso concreto del emprendimiento muestra el ciclo de etapas vinculadas entre sí. ¿Cuáles son las fases del emprendimiento cuando este plan de acción sigue un curso favorable en los acontecimientos? En Empresariados enumeramos cuatro puntos.

Elección de la idea

Esta inspiración inicial es analizada en su viabilidad para llevarse a la práctica de la realidad. Dicha idea es una forma de diferenciar este proyecto que nace de otras misiones ya existentes en el nicho de mercado. Esta idea está ligada al paso tan importante de pasar de lo general a lo individual y de lo abstracto a lo concreto.

Inicio y crecimiento

En la etapa inicial de un negocio conviven las expectativas de la ilusión propias del comienzo con la dificultad de este tiempo de posible desorientación en algunas cuestiones relativas al emprendimiento en el caso de quien emprende por primera vez. Un inicio que continúa con el crecimiento.

Consolidación

Esta fase de consolidación es aquella etapa en la que parece que todo empieza a cobrar sentido. Tantas horas de esfuerzo en la etapa inicial, tanto trabajo vinculado al plan de acción refleja el optimismo de una empresa que ya tiene una historia contextualizada al tiempo de su vida y que refleja un curso favorable de presente y de futuro.

joven-modelo

Expansión

No todas las empresas viven esta etapa pero algunas de ellas sí amplían su infraestructura al tomar la decisión de internacionalizar su proyecto al vender los productos en un nuevo mercado. Esta decisión es muy importante puesto que internacionalizar el negocio también implica atender a las consecuencias de este hecho que sería inviable desde la perspectiva del estancamiento en la situación actual.

Por tanto, estas son cuatro etapas vinculadas entre sí que definen el proceso del emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *