Formas de financiar un negocio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Para muchos, el dinero mueve el mundo. Y la realidad es que crear un negocio tiene un coste económico importante. Por ello, un paso decisivo a la hora de crear una empresa es pensar en cómo se va a financiar dicho negocio de una forma positiva. Lo mejor de todo, siempre que puedas, es que costees tu negocio con tus propios recursos personales.

Es decir, en caso de que tengas unos buenos ahorros estás de suerte ya que en ese caso, te evitas tener que pedir ayuda de fuentes externas. Pero en caso de que con tu propio dinero no sea suficiente entonces, puedes pedir algo prestado a tus familiares. La ventaja de pedir dinero a un familiar cercano es que si cree en ti y apuesta por ti, no dudará ni un momento en echarte una mano. Además, tú tendrás la tranquilidad de no tener que devolver el dinero de una forma urgente y rápida, al igual que tampoco, te van a pedir intereses.

Otra opción es la de pedir un préstamo a algún amigo. En casos de este tipo, es diferente un préstamo a una amistad porque de normal, el tiempo permitido de devolución del dinero suele ser menor. Por otra parte, algunas amistades se rompen por cuestiones de este tipo. Por supuesto, una opción frecuente y habitual a la hora de financiar un negocio es la de pedir un préstamo a un banco. Pero en tiempos de crisis económica es esencial ser consciente de que los bancos cada vez piden más requisitos y se lo piensan más a la hora de confiar en un negocio.

A veces, un negocio se puede pagar mejor gracias al trabajo en equipo junto con un socio que también quiera arriesgar y apostar por el proyecto. Como alternativa, también es posible buscar un inversionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *