Instalación de cámaras de videovigilancia en el negocio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

camaras-de-seguridad
La seguridad es uno de los aspectos más importantes en la gestión de un proyecto puesto que la seguridad aporta una protección añadida frente a posibles robos. Sin embargo, la instalación de cualquier tipo de sistema de seguridad siempre debe llevarse a cabo siguiendo el reglamento legal establecido. Por ejemplo, los trabajadores y los clientes siempre deben estar informados de que se trata de una zona controlada con videovigilancia por medio de la instalación de carteles informativos.

Protección permanente en el negocio

Las cámaras solo pueden grabar imágenes del interior del local pero no de terceras personas ajenas al establecimiento. Es decir, las cámaras que están destinadas a grabar imágenes de una zona privada no tienen la finalidad de captar imágenes del exterior. El uso de cámaras de videovigilancia siempre debe llevarse a cabo respetando también los derechos personales y la intimidad. Por ejemplo, nunca deben grabarse las conversaciones. Las imágenes grabadas tampoco pueden utilizarse con fines comerciales. Igualmente, las imágenes grabadas tienen un periodo de duración determinado a la finalidad con la que fue grabado ese contenido.

Los mejores servicios de videovigilancia son aquellos que ofrecen protección permanente, es decir, vigilancia con imágenes de alta calidad durante los 365 días del año. Existen sectores que invierten más en seguridad, por ejemplo, las joyerías.

seguridad

Información legal sobre instalación de videovigilancia

Pero, además, el hecho de instalar un sistema de alarma en un negocio también puede producir un efecto disuasorio. Es necesario contratar los servicios de empresas autorizadas por el Ministerio del Interior. Pero, además, desde el punto de vista legal, este sistema solo está autorizado cuando no existe otra fórmula menos invasiva de protección.

La instalación de cámaras siempre debe respetar la intimidad de los trabajadores. Por esta razón, no se pueden instalar cámaras en zonas específicas, por ejemplo, los lugares de descanso, los aseos o los vestuarios.