LinkedIn lanza una nueva aplicación para reclutadores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La red social profesional LinkedIn ha anunciado una nueva herramienta. Se trata de Talent Pipeline y se caracteriza por permitir a los reclutadores la gestión de todos los contactos en una única plataforma, facilitando buscar a los mejores candidatos de forma más rápida, ya que permite importar el currículum en el Recruiter, que luego pueden compartirse con más de 150 millones de miembros de LinkedIN. Además, los datos se van actualizando por todos los profesionales, aunque no estén buscando empleo, de manera que se puede disponer de información totalmente actualizada. Los usuarios de LinkedIn Recruiter podrán disponer de esta nueva herramienta a lo largo de las próximas semanas, siendo su uso gratuito.

Esta nueva herramienta ofrece también otras funciones como la de buscar, etiquetar y compartir con todo el equipo de reclutamiento aquellos perfiles creados en LinkedIn, pudiendo añadir fuentes y estados. Aparte, los reclutadores tienen la oportunidad de informar y de mejorar la eficiencia de las actividades de sus bancos de datos.

La Talent Pipeline igualmente facilita la realización de una evaluación y la construcción de relaciones con los clientes potenciales, según los conocimientos proporcionados por el perfil en la red LinkedIn. Entre estos conocimientos e informaciones están conexiones compartidas, así como actualizaciones de actividades, grupos compartidos o recomendaciones con los que se puede encontrar más fácilmente a usuarios que pueden ser potencialmente interesantes.

De esta manera, con Talent Pipeline, LinkedIn nace para ayudar a encontrar los mejores candidatos de forma más rápida, aparte de identificar y establecer relaciones con posibles profesionales antes de que entren en el proceso de solicitud de un empleo formal, lo que redunda positivamente en las empresas, ya que pueden reaccionar de forma más rápida ante las necesidades de contratación.

Además, con esta nueva herramienta, también se pone punto y final al seguimiento que muchos reclutadores tenían que hacer de clientes potenciales a través de hojas de cálculo manuales que no permitían la colaboración o bien con bases de datos que quedaban desfasadas rápidamente al no actualizarse con periodicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *