Recibir las críticas con asertividad


Cuando abandonamos la universidad, creemos que ya estamos preparados para aterrizar de lleno en el mercado laboral. Finalmente, la experiencia te muestra que ese no es más que el punto inicial de un nuevo proceso de aprendizaje y de búsqueda que no siempre resulta fácil.

Por ello, para aprender también es esencial recibir las críticas con aservidad. Es decir, entender que quien te da un consejo, en este caso, tu jefe o un compañero de trabajo, lo hace por tu bien, porque quiere orientarte desde otro punto de vista.

Algunas personas sienten una gran inseguridad ante las críticas. Por ello, para evitar dicha inseguridad es esencial diferenciar por un lado el comentario, y por otro, la persona a nivel individual. Es decir, cuando alguien te critica no te está atacando a ti sino que está comentando una acción concreta.

Además, también debes ser libre a la hora de tomar o no el consejo que te dan, sencillamente, porque también puede ser equivocado. Pero en cambio, cuando te encuentres con una situación repetida, piensa que tendrá algo de verdad. Por ejemplo, si muchas personas te dicen que eres demasiado exigente contigo mismo intenta analizar qué puede haber de verdad en la misma opinión que varias personas tienen sobre ti.

La palabra crítica suena fatal, por ello, suele ser normal que la primera reacción de aquel que la padece sea ponerse a la defensiva. Sin embargo, existen trabajos que implican de una forma más especial la capacidad de entender que existen diferencias de opiniones, que no se puede agradar a todo el mundo y que siempre habrá alguien que cuestionará tu talento y tu modo de trabajar. Lo importante es que trabajes tu fortaleza interior y que tú estés tranquilo contigo mismo.

Recursos Humanos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *