Cinco departamentos importantes en la empresa

ordenadores-de-oficina
La estructura de una empresa puede entenderse a partir de la organización de departamentos especializados en competencias específicas que trabajan en coordinación para lograr los objetivos comunes de la organización. ¿Cuáles son los departamentos más importantes en la empresa?

Departamento de recursos humanos

La gestión del talento en la compañía es una de las decisiones más importantes desde distintos puntos de vista: selección de personal, elección de las pruebas más efectivas en cada proceso, elaboración de planes de formación, protocolo de bienvenida para la integración de un nuevo miembro al equipo, acciones de motivación, colaboración con universidades para convenios de prácticas, comunicación de un despido… La empresa está formada por personas, por esta razón, este departamento es tan determinante en una organización dinámica en la que conviene gestionar esos cambios.

Departamento de marketing

La comunicación es uno de los valores de una organización. El equipo del departamento de marketing es el responsable de elaborar planes de acción para incrementar la promoción eficaz con el fin de fidelizar al público objetivo y llegar a nuevos clientes.

Departamento de administración

La actividad de una empresa se hace visible a través de la documentación que acompaña a la administración. Este departamento se encarga de gestionar los documentos de la entidad. Por ejemplo, las facturas.

Departamento de atención al cliente

El cliente es la razón de ser de un proyecto. Este departamento es el encargado de gestionar la comunicación con el consumidor por medio de la respuesta a cada situación específica que se plantea en la jornada.

equipo-de-trabajo

Departamento financiero

Esta sección está dirigida por el director. Si el departamento de recursos humanos se encarga de la óptima gestión del talento, los recursos que gestiona este departamento financiero se centran precisamente en lo económico desde el punto de vista de la organización, la planificación y el control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *