Cinco riesgos de la internacionalización empresarial

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

empresas
Muchos emprendedores desean presentar sus productos y servicios en otros mercados. Sin embargo, internacionalizar es una decisión que debe ser madurada porque existen riesgos importantes en esta expansión comercial. ¿Cuáles son los riesgos más frecuentes?

Barreras culturales

La internacionalización es el resultado del contexto de la globalización en el que se reducen las distancias. Sin embargo, sí existen barreras que pueden ser un freno en la inmersión en nuevos mercados. Por ejemplo, las barreras culturales o la propia diferencia del idioma.

Abarcar mucho sin un plan de acción previo

Es un error deducir que por el hecho de que un negocio funciona muy bien en la economía local, va a tener la misma proyección en el exterior. Puede ocurrir que una empresa se ahogue en el esfuerzo de lograr metas sin una preparación previa, llevando esta dispersión a descuidar el propio éxito tenido hasta el momento.

Barreras logísticas

El sector logístico es más complejo desde la perspectiva de la internacionalización. Esta expansión empresarial pone al emprendedor en la posición de tener que resolver dificultades de una magnitud importante a una escala global.

Recursos humanos

Es un error poner el punto de atención únicamente en los posibles beneficios de la internacionalización sin evaluar la inversión necesaria en infraestructura y recursos humanos para alcanzar este objetivo. Los procesos de selección son más complejos desde esta perspectiva.

factores-externos

Factores externos

Por ejemplo, las distintas condiciones comerciales existentes en el mercado de destino desde el punto de vista de las condiciones fiscales. Así como también conviene considerar las distintas circunstancias de competitividad en cada país.

Es decir, para dar el paso de la internacionalización es fundamental que el emprendedor investigue las variables y condiciones del mercado exterior como escenario potencial de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *