Cómo dar una mala noticia en el trabajo


¿Cómo dar una mala noticia en el trabajo? Existen momentos que son más delicados en el plano laboral. Por ejemplo, el instante en que una persona tiene que comunicar una mala noticia a otra. ¿Cómo afrontar ese instante de una forma adecuada? En primer lugar, no se debe tapar u ocultar la situación sino que se debe afrontar el conflicto cuanto antes. Esa es la única forma de poder resolverlo o de hacerle frente buscando los medios adecuados.

Por otra parte, se debe crear el entorno oportuno para poder hablar con el destinatario del mensaje. Es decir, siempre se debe dar este mensaje en la intimidad. Por ello, puedes citar a la persona en tu despacho para poder hablar. Conviene evitar los dramatismos o las culpas para analizar la situación con objetividad. En caso de que algo no haya salido de la forma esperada, conviene felicitar al trabajador por su esfuerzo más allá de los resultados.

En general, a la hora de dar una mala noticia en el plano laboral, conviene poner en práctica el arte de la empatía. Es decir, aprende a decir el mensaje del mismo modo, en que te gustaría que te tratasen a ti. No sólo conviene poner atención en aquello que se dice, sino también, en el cómo se dicen las cosas y en el modo para evitar herir la sensibilidad. Existen trabajadores que se quedan marcados en su autoestima por una mala experiencia en el trabajo.

Por otra parte, asume tu responsabilidad hasta dónde llega. Es decir, intenta dar una mala noticia de una forma asertiva. Sin embargo, ten en cuenta que en tu mano, no está controlar cómo recibe la otra persona el mensaje que tú le transmites. Es el receptor quien debe procesar la información de una forma constructiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *