Cómo identificar a los compañeros de trabajo tóxicos


Existen compañeros de trabajo que pueden ser tóxicos, es decir, que no contribuyen al buen ambiente general en la oficina sino que contaminan las relaciones laborales de una forma negativa. Lo más importante cuando te encuentras ante un compañero de trabajo tóxico es identificarle, es decir, saber cómo es, qué puedes esperar y qué no. En primer lugar, para protegerte, en segundo lugar, para alejarte y buscar otros apoyos.

Los compañeros de trabajo tóxicos son aquellos que critican siempre de una forma negativa, que te roban energía y te restan bienestar y vitalidad. Por tanto, también reducen tu motivación y tus ganas de ir al trabajo. La situación se agrava en el caso de que en la empresa haya pocos trabajadores ya que en ese caso, te ves obligado a relacionarte más con una persona de estas características. La rivalidad también resulta negativa, en este sentido, existen trabajadores que en vez de aportar se guardan sus ideas para sí mismas.

En general, tendrás que enfrentarte con más cantidad de compañeros de trabajo tóxicos a medida que vas ascendiendo en la empresa. Los compañeros de trabajo tóxicos aparecen disfrazados con diferentes máscaras: arrogancia, mentira, luchas de poder… No te sientas incómodo ante ninguna de esas máscaras ya que la mejor forma de combatirlas es la autenticidad y la transparencia. Muéstrate tal y como eres y no establezcas una guerra con nadie. Centra tu energía en un fin constructivo.

En general, en el mundo laboral y en un equipo de trabajo estable, todo el mundo se conoce. Por tanto, en algún momento, alguien puede advertirte que tengas cuidado con una persona en concreto. Déjate guíar por tu intuición y sé observador para comprobar quién te hace sentir bien y quién no en el trabajo. Escucha tus emociones y lo sabrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *