Consejos para crear una marca personal


Las marcas personales resisten mejor a los malos tiempos y a las épocas de crisis, además de afrontar en mejores condiciones las turbulencias, pero siempre que esté bien gestionada y sea fuerte. Y, ¿cómo puede crearse una marca personal? La repuesta es clara: paciencia y trabajar mucho para crear el valor que hay detrás de esa marca, aparte de seguir unos consejos.

La marca personal va muchas veces asociada a una persona o a una iniciativa que está vinculada con esa persona con la que se identifica. Un motivo por el que es muy importante definir las características y particularidades que se quieren transmitir con la marca y la diferenciación frente a otras para potenciarlas, creando ese valor añadido y aportando calidad que sean referentes en ese sector.

También es conveniente elegir un nicho de mercado o segmento en el que la persona se sienta cómoda o tenga especiales conocimientos o motivación, si bien hay que tener presente que cuanto más pequeño es ese nicho más fácil es crear la marca personal al haber menos competencia y, por el contrario, a mayor nicho, más dificultad.

Igualmente es importante ser honesto porque si el producto, servicio… que se va a vincular a esa marca es bueno y serio, no hay ninguna necesidad de mentir o de exagerar para atraer a más personas. Además, los señuelos no suelen ser beneficiosos porque en el momento en el que se perciben dejan de generar confianza en la marca.

Las nuevas tecnologías también ayudan a crear la marca personal a través de blogs o vídeo-blogs en los que se pueden exponer y compartir contenidos de calidad que se generen, además de utilizar las redes sociales y blogs específicos del sector en el que se crea la marca personal para estar presentes en ellos y establecer conversaciones y contactos con expertos y otros profesionales que pueden ser de gran ayuda a la hora de difundir la marca y generar confianza en ella.

Y, por supuesto, hay que atender a la comunidad virtual que se cree en torno a la marca, contestando los e-mails, comentarios en redes sociales, entradas de blogs… de la forma más rápida posible, aparte de tratar de generar más interacción.

Tampoco se puede obviar la importancia del networking, así como asistir a eventos y ferias especializadas en ese segmento para conocer más personas e intercambiar opiniones.

Con estas acciones, poco a poco, la marca se irá reconociendo e irá ganando fortaleza y respeto en el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *