Cuida tu imagen para hacer negocios


La imagen no lo es todo pero casi. A veces una imagen vale más que 1.000 palabras impresas en un currículo o un proyecto de negocio. Para Las oficinas de empleo francesas que se encargan de ayudar a los parados a encontrar un trabajo, lo que hacen es intentar mejorarles su imagen, que transmitan confianza y seguridad. En tiempos de crisis no hay opciones, renovarse… o seguir en el paro.

La importancia de la primera impresión

La primera impresión es muchas veces la que cuenta, dicen que es como la tarjeta de visita, posteriormente se procede a la lectura del currículo. Por eso, es importante estar presentable y vestir de forma elegante en cualquier entrevista en la que hayan negocios de por medio. Lo primero fundamental es la higiene y la limpieza. Llevar el pelo sucio, la pintura de las uñas dejada o la ropa sin planchar son algunas de las cosas que pueden hacer que te descarten a la primera de cambio. La apariencia física tiene un impacto brutal cuando te tienes que vender. La belleza está asociada a las cualidades mientras que la fealdad o la obesidad se relacionan con aspectos negativos y no se trata de una cuestión de discriminación, es la realidad.

Además, Francia tiene como capital París, una de las ciudades más importantes del mundo de la moda y del lujo, por lo todo esto cobra mucha más importancia. Mientras que en otros países como Alemania lo que cuenta más es la formación y experiencia en el puesto que se solicita, en los países mediterráneos por nuestra idiosincrasia empresarial, dedicamos más tiempo al encuentro con el posible contratado, especialmente en sectores donde hay contacto con el cliente.

A parte de la imagen visual está la expresión, demostrar que vales no es tarea nada fácil después de meses de brazos cruzados, búsquedas infructuosas y varios encuentros laborales que terminan con la ya típica frase de “ya te llamaremos”. Poco a poco los parados pierden la fe en que van a encontrar un puesto, se sienten menos valorados y eso se termina notando cuando realizan una entrevista con el responsable de recursos humanos. La actitud de sentirse fracaso o frustrado se ve de lejos y es algo que no debería ocurrir. Nadie quiere eso para su empresa. Procura mostrarte cómodo en el interrogatorio, abierto y presentable. Dispuesto a todo.

Estrategia, Negocios,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *