El pensamiento negativo crece en la crisis económica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El ser humano tiene a lo largo del día tantos pensamientos, que al final de la jornada, ni siquiera recuerda todo lo que ha pasado por su mente. Sin embargo, la inteligencia emocional ha mostrado que el modo de pensar de una persona puede ser positivo o negativo. En caso de que la mayoría de los pensamientos que pasan por la mente sean negativos, entonces, vale la pena hacer un esfuerzo consciente por corregir esta característica.

La crisis económica ha llenado de negatividad a muchas personas que buscan un trabajo sin tener prácticamente esperanza de encontrarlo. Otras, viven con el miedo de un despido inminente. Del mismo modo, algunos empresarios temer tener que cerrar el negocio ante la falta de ventas. La realidad social es la que es ahora mismo, sin embargo, la única forma de poder sobrellevarla de una forma más adecuada es a través del optimismo, es decir, de tener confianza en uno msimo y en que se pueden lograr las metas.

¿Por qué es importante corregir el pensamiento? Porque influye en el sentimiento y a su vez, se refleja en la acción. Es decir, el único modo de actuar con mayor seguridad en el plano laboral es entrenando la mente de una forma efectiva para alcanzar la alegría. Por ejemplo, es esencial acudir con optimismo a una entrevista de trabajo, de lo contrario, la derrota se muestra no sólo en el lenguaje verbal sino también, en el corporal.

Para poder mantener el optimismo en el plano laboral es esencial tener un nivel de expectativas adecuado para no caer en el exceso de confianza. Y además, también debes vivir orientado a unos objetivos realistas (en caso de ser idealista podrías frustrarte al no poder conseguirlos). Ser optimista no significa ser un soñador, sino convertir cada dificultad en una oportunidad para el aprendizaje.

1 comentario

  1. Qué importante es el optimismo. y, como bien dices, no es fácil porque los tiempos actuales son muy duros para un sector muy importante de la población. ojalá no cunda el desánimo, hay que animar a todo el que lo está pasando mal. volvemos a aquella referencia de la casa con los cimientos bien puestos. cuando llega la tormenta caben dos posibilidades: seguir luchando o abandonarlo todo. incluso cuando se está es una situación limite. y, repito, no es nada fácil. entre todos saldremos adelante. bss, pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *