El teletrabajo cobrará una dimensión totalmente nueva tras el coronavirus

teletrabajando-en-casa
A medida que el final de la pandemia global por el coronavirus llega a su fin (se espera para diciembre de 2020 según los científicos de la Singapore’s University of Technology and Design) nacerá una nueva forma de vivir. Un futurólogo de la aseguradora alemana Allianz anticipa algunos nuevos modelos de cambio que modificarán el mundo tras la nueva normalidad.

A pesar de la importancia que va a cobrar el teletrabajo, es en realidad la vivienda la que va a sufrir más cambios. Nuestro hogar ya no será más un lugar donde pasar las tardes y los fines de semana, se va a convertir en una fortaleza digital multifuncional, no sólo para teletrabajar, invertir en el Forex o llevar las finanzas familiares.

Por otro lado, el coronavirus va a impulsar las tecnologías de salud digital, incluyendo servicios tales como las teleconsultas y animando la adopción de tecnologías de salud portables. También habrá cambios en la movilidad personal cuando las carreteras vuelvan a los niveles de tráfico normales, pero las ciudades sigan reorganizándose para impulsar la utilización de la micro movilidad.

Por último, en lo que respecta a los viajes, las rigurosas medidas sanitarias que se van a adoptar en la industria del ocio aéreo y del turismo harán que tarde varios años en recuperar los niveles previos al coronavirus.

Las casas asumen toda una nueva dimensión

Lo fácil es hablar del teletrabajo y de las ventajas que ofrece, tanto a los empleados como a las empresas. Sin embargo, el coronavirus ha acelerado el futuro de nuestros hogares y les ha proporcionado un nuevo papel en nuestras vidas. Si bien trabajar desde casa era una excepción antes de la pandemia, se irá convirtiendo en la norma para todos esos trabajos que lo permitan. Recuerda por ejemplo que el trading en Forex desde casa no siempre fue la forma de invertir.

teletrabajo-cocina
Los hogares, por lo tanto, se van a convertir en más que un lugar para el tiempo de ocio; serán una guarida para trabajar. Eso incluirá el creciente uso de profesionales del tipo instructores de fitness, periodistas y sicoterapeutas. Por lo tanto, las casas se convertirán en un lugar donde estudiar porque cada vez más, los estudiantes de más edad (junior y senior) están dispuestos a pasar un semestre o dos en el hogar paterno.

El hogar del futuro también será transformado en toda una fortaleza digital con sensores inteligentes, detectores, puntos de entrega de correo seguro e, incluso, monitores integrados de control de la salud, tales como dispositivos de equipos para el diagnóstico y apps que permitan la independencia y el control de la salud de forma segura (sin traslados).

En el futuro cercano habrá un lugar donde conseguir cuidados médicos y en el que habrá espacio para los equipos y los servicios para los más mayores de la familia.

A más largo plazo, algunas familias podrían elegir crear espacio en su hogar para el cuidado de un miembro de la familia más anciano; este espacio estará equipado con conexiones que permitan la monitorización de la salud y conexiones de vídeo que faciliten el control de los miembros más vulnerables de la familia desde un hospital remoto por profesionales de la salud sin perder la comodidad de su propio hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *