Las empresas no valoran las ventajas de la factura electrónica


A pesar de que la facturación electrónica puede suponer un importante ahorro para las empresas, además de agilizar la gestión, las compañías españolas no están apostando por implantarla y siguen prefiriendo utilizar la factura de papel o bien otros formatos que no responden a la factura-e. Unas ventajas que se desaprovechan porque, además de los costes directos de impresión que se ahorran, también se produce una merma en otros costes ocultos -reducción de los plazos de cobro, mejora en la gestión administrativa, decrecimiento de los recursos dedicados al recobro…-, que suponen el 90% del total siempre que se usa la factura-e.

Así se pone de manifiesto en el último estudio elaborado por la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) en el que se constata que alrededor del 80% de las empresas españolas todavía no ha valorado el ahorro que se podría obtener por el uso de la factura electrónica y la sustitución de la de papel.

Sin embargo, a pesar de no haber valorado esta reducción de costes, el estudio señala que en la actualidad el 78,3% de las empresas envía facturas en un formato distinto al papel a sus clientes. De entre ellas, cabe destacar que el 71,7% opta por los ficheros en formato pdf, siendo los más utilizados. En segundo lugar se hallan los archivos HML, que son empleados por el 15%.

Además, es reseñable que el 75% de las empresas recibe en la actualidad facturas en un formato distinto al papel, si bien según el estudio en un porcentaje elevado de las ocasiones los documentos recibidos no cumplen los requisitos necesarios para ser considerados como facturas electrónicas.

Y a la hora de enviarlas, principalmente, se suelen hacer por correo electrónico, que es la vía más utilizada por el 78,3%, así como el correo postal que es utilizado por el 55%, la mensajería con el 16,7% y la descarga de la web con el 6,7%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *