Los secretos del marketing


El marketing no se centra únicamente en analizar las necesidades del cliente sino que en realidad, una empresa también genera una necesidad en el cliente a través de su producto. El objetivo reside en que el consumidor sienta que está haciendo una inversión en su felicidad en los momentos de compra. Por otra parte, el marketing también muestra que el lugar en el que está situado un negocio tiene mucho más valor de cara a la venta.

Por ello, las esquinas de las zonas céntricas de la ciudad están estratégicamente situadas para la venta. Por otra parte, conviene precisar que más allá del auge de las ventas online, existen comercios que todavía están mucho más centrados en la venta tradicional. Por ello, su página web tampoco es muy llamativa. En realidad, lo que quiere la empresa en esos casos es que los clientes vayan a la tienda a comprar ya que en ese caso, se compra más que desde casa puesto que las tentaciones también son mayores.

Por otra parte, el marketing no solo se centra en el público objetivo sino también, en aquellos que no son clientes. El hecho de que una persona no compre un producto por algún motivo, no significa que no pueda recomendar a otra ese mismo producto. Además, el marketing también ha evolucionado mucho en los últimos años. Hoy día, los clientes están muy implicados en la empresa ya que existe una comunicación directa a través de las redes sociales. El mejor marketing pasa por una opinión positiva de los clientes. Por ello, las quejas públicas de los consumidores también hacen mucho daño a nivel de ventas y restan credibilidad a una empresa.

Sin embargo, cuando una marca está muy bien posicionada en el mercado puede sobrellevar con más facilidad las críticas negativas que una empresa nueva que empieza a formarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *