Presentación de un proyecto empresarial


Presentar un proyecto empresarial puede no ser tarea fácil. Cualquier empresa tiene la obligación de atraer a otras empresas, ya sean clientes o futuribles colaboradores. Por ello, es muy importante saber expresar todo lo que ese proyecto esconde, dejando todo muy claro y utilizando un lenguaje adaptado a quienes nos van a escuchar.

El nivel de detalle en la presentación puede marcar la diferencia, puede ser determinante a la hora de recibir un “sí” o un “no” como respuesta. Contarlo muy por encima puede significar no convencer, aunque a veces también es negativo ser demasiado concreto en la primera toma de contacto.

Si estás dispuesto a convencer a otra empresa para que colabore con la tuya, deberás evaluar una serie de puntos para que todo salga a pedir de boca. Son los siguientes:

– Tamaño total del mercado al que se dirige el proyecto
– Empresas o clientes interesados en el producto o servicio
– Márgenes de venta
– Empresas similares que ya han recibido la inversión para ese proyecto
– Competencia
– Estrategia de salida
– Describir la oportunidad para que sea irresistible. Necesario utilizar persuasión y generar necesidad de urgencia
– Fijar objetivos para los próximos 6 meses

Esto es lo más básico que deberás presentar a todo inversor que esté interesado en llegar a un acuerdo con tu empresa. Si no los explicas claramente, la oportunidad se perderá y no recibirás esa inversión que buscas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *