Puntos positivos y negativos de ser emprendedor


Existen diferencias entre ser emprendedor o ser un empleado contratado más dentro de una empresa. ¿Qué aspectos positivos reporta el hecho de haber montado tu propio negocio? En primer lugar, eres tu propio jefe. Pero ello implica, que tienes que trabajar mucho más, ser mucho más responsable y a veces, también, te resulta difícil desconectar de los asuntos laborales.

Un empleado de una empresa, por el contrario, una vez que termina con sus ocho horas de oficina, se centra en sus asuntos personales. Además, otro punto positivo de ser emprendedor es que está en tu mano crear el negocio que de verdad te gusta. Muchas personas tienen sueños a nivel profesional, sin embargo, nunca se dieron la oportunidad de dar el paso de arriesgar y de apostar.

Por ello, aquellos emprendedores que han tenido la capacidad de materializar un deseo, se sienten felices. Y es que, la motivación es mayor y el aburrimiento es mucho menor. Para un emprendedor la rutina es diferente a la de cualquier trabajador de una empresa. Siempre hay cambios, ningún mes es igual al anterior en tanto que no siempre se vende lo mismo. Por otra parte, el punto positivo es que como emprendedor se aprende mucho, puesto que en general, quieren aprender, obtener nuevas ideas para poder ofrecer lo mejor.

Los emprendedores deben hacer grandes esfuerzos a nivel económico. Los autónomos tienen muchas obligaciones que cumplir y a veces, el sueldo es muy bajo. Pero de este modo, como punto positivo, también se aprende a dar más valor a otras cosas y se aprende a ahorrar para el futuro en los momentos de bonanza. Cada situación laboral tiene sus ventajas y sus inconvenientes, lo importante es aprender a valorar aquello que se tiene sin pensar en otras opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *