Tres verdades atemporales sobre el marketing

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El marketing forma parte fundamental de un proyecto que necesita darse a conocer ante los potenciales clientes. El marketing es un arte que como tal no es una ciencia exacta, de lo contrario, ya se habría descubierto la fórmula matemática perfecta de la promoción ideal para un negocio. A pesar de que el marketing es un terreno en constante evolución, por ejemplo, las nuevas tecnologías juegan un papel importante en la publicidad de un negocio. Sin embargo, el marketing también tiene principios que son atemporales, es decir, que van más allá del aquí y del ahora. Valores que pueden ser un impulso para la accción.

No conoces el resultado hasta que pruebas

La realidad es que aunque a nivel teórico el emprendedor realice una planificación concreta de acuerdo a los recursos que tiene, a sus objetivos y a su experiencia previa, lo cierto es que son los resultados los que determinan si algo funciona o no a nivel de marketing. Por tanto, el emprendedor tiene que ser constante también en este plano y hacer tantos intentos como sea necesario hasta dar con la clave.

El marketing también se basa en el ensayo y error de observar qué funciona y qué es lo que no produce tan buenos resultados. La observación te ayuda a hacer ajustes. Con frecuencia, el emprendedor se sorprende de cómo una acción determinada supera sus expectativas previas y también, sucede al contrario. Nadie sabe de verdad qué es lo que va a funcionar hasta que lo intenta.

Aquello que ha funcionado en un negocio puede no funcionar en otro porque el factor suerte también es una realidad evidente en la expansión de un negocio. Por eso, para dar con la clave de saber qué funciona en tu caso, tienes que intentarlo. Cuando algo no funciona hazte la siguiente pregunta: ¿Qué puedo hacer de manera diferente para lograr resultados distintos? ¿A través de qué canales puedes presentar tu proyecto? ¿Qué canal te ofrece mejores resultados de acuerdo a tu experiencia práctica?

Tiempo y medios

Promocionar un negocio y darlo a conocer implica tener paciencia porque los resultados no siempre son visibles a corto plazo incluso con el uso de la publicidad en redes sociales. Es decir, conviene invertir tiempo en la promoción de un negocio y también, dedicar recursos para potenciar esta vía de comunicación. Se trata de poner el tiempo y los recursos en orden a una perfecta planificación de marketing marcada por objetivos realistas acotados en el tiempo.

¿Con qué recursos cuentas actualmente y cuánto tiempo dedicas a hacer un buen uso de ellos? Puedes realizar un inventario de las opciones con las que cuentas para mejorar el marketing. Este apartado es muy importante porque puede ocurrir que un plan de marketing sí esté funcionando y dando resultados pero si el emprendedor se ha marcado expectativas no realistas, entonces, es probable que pierda la objetividad.

El producto también es muy importante

El marketing es fundamental, sin embargo, el producto también lo es. De hecho, es más importante el producto que ofreces a los clientes que la forma en la que lo das a conocer. Un marketing perfecto no logra compensar las carencias de un producto mejorable. De hecho, la venta de un producto es marketing en sí mismo puesto que si el cliente ha quedado satisfecho recomendará ese establecimiento a sus amigos y conocidos mientras que si ha quedado desencantado por alguna razón también comentará su queja.

Estos tres principios atemporales del marketing son útiles en la promoción eficaz de un negocio que puede mejorar sus opciones de éxito a partir de un excelente plan de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *